Los principales museos de Bilbao reducen a un tercio sus visitantes

La escasa presencia de turistas por la pandemia del covid lastra al Guggenheim y al Bellas Artes

02.09.2020 | 01:01
Imagen de turistas en el acceso principal al Museo Guggenheim el pasado mes de julio.

La escasa presencia de turistas por la pandemia del coronavirus ha provocado un importante descenso en las visitas de los principales museos vascos, que han visto reducido su público a alrededor de un tercio, o incluso menos, respecto al que recibieron el pasado año por las mismas fechas. Los pocos visitantes extranjeros y las medidas de seguridad por el coronavirus son las causas a las que atribuyen estos descensos.

En el caso del Museo Guggenheim Bilbao y el Museo de Bellas Artes de Bilbao han registrado este verano un descenso en su número de visitantes, con una afluencia que supone un tercio y un cuarto, respectivamente, en relación al mismo periodo de 2019.

A pesar de estos descensos, los dos museos vascos consideran las cifras positivas, dada la fuerte caída del turismo este verano, y superan las previsiones que tenían antes de abrir sus puertas de nuevo el pasado 1 de junio, tras dos meses y medio cerrados por el confinamiento a causa del covid.

En el Guggenheim, tras la reapertura la afluencia de público se ha visto reducida a 8.383 visitantes en junio, que en julio aumentaron a 37.234 y en agosto a 53.056, sumando un total de 98.673. En cuanto a su origen geográfico, el público nacional ha supuesto el 55% del total, y el de otros países, un 45%. En el primer caso, Euskadi ha aportado el mayor porcentaje de visitantes (un 14 %), seguido de Catalunya (12%) y de Madrid (11%). Mientras, los franceses se han situado a la cabeza de los extranjeros que han visitado el Museo Guggenheim (26% del total), a gran distancia de los procedentes de Holanda (5%), Alemania (3%), Bélgica (2%) y Gran Bretaña (2%).

El día de mayor afluencia de público fue el miércoles 12 de agosto, con 2.843 visitantes. La media diaria de estos tres meses ha sido de 1.600 visitantes. Por su parte, 16.320 personas realizaron una visita al Museo de Bellas Artes durante los pasados meses de junio, julio y agosto. Suponen un 25 % de los 63.757 del mismo periodo del año anterior.

Agosto ha registrado la cifra más alta del verano, con 8.173 visitantes, aunque solo suponen un 37,1% de los que visitaron el Bellas Artes el mismo mes de 2019. En cuanto al lugar del que proceden, mientras que en junio el visitante a esta pinacoteca clásica procedía, en su mayoría, del propio País Vasco (un 85,8 %), con la entrada del conjunto del país en la Nueva Normalidad y la apertura de fronteras, la tendencia se invirtió y tomaron protagonismo los visitantes foráneos, especialmente del Estado que pasaron de representar un 8,4% en junio y un 32,1% en julio, a un 40% en agosto.

Entre estos visitantes de fuera de Euskadi este verano se ha repetido la misma tendencia de los últimos años: de entre las visitas nacionales destacan las que tienen su origen en Madrid (11,4%) y Catalunya (6,5%), y de las extranjeras, Francia aglutina casi la mitad, un 48,6% del total. En el Bellas Artes este verano ha aumentado el número de visitantes del País Vasco (de un 46,2% a un 52,9%) y, sobre todo, del Estado (de un 22% a un 32,6%) y ha descendido el porcentaje de extranjeros (de un 31,8% el pasado verano a un 14,5% este 2020). Aunque queda lejos de las cifras de años anteriores, la semana comprendida del 10 al 16 de agosto ha sido la que más público ha congregado en el Bellas Artes, con 2.329 visitantes, un 47,8% de los que tuvo la misma semana de 2019.

En el Estado


En Madrid, tras el confinamiento, las tres pinacotecas más importantes de España, el Museo del Prado, el Reina Sofía y el Thyssen reabrieron el 6 de junio, con fuertes medidas de seguridad y aforo reducido. Así, si en el verano de 2019 el Museo del Prado recibió 819.998 visitantes, en este año han sido 141.508 los que han recorrido la exposición Reencuentro, en la que la pinacoteca reubicó 190 de sus principales joyas. Se trata de un 20 por ciento del público que recibió en 2019 el Prado, que a su reapertura estableció un aforo de 1.800 personas diarias y, al levantarse las restricciones, lo incrementó a 2.500 personas.

Al detalle

Guggenehim. El Guggenheim ha sumado este verano 98.673 visitantes, un tercio del habitual, de los que el 55 por ciento fue procedente del Estado.

 

Bellas Artes. El Bellas Artes, por su parte durante los meses de junio, julio y agosto 16.320 personas realizaron una visita, un 25 por ciento de los 63.757 del mismo periodo del año anterior.

Motivos. La escasa presencia de turistas por la pandemia del coronavirus ha provocado un descenso en las visitas de los principales museos bilbainos que han visto reducido su público.