El empoderamiento de la mujer, en el ciclo de danza de la Quincena

'Danza Km 0' es la apuesta del certamen como apoyo a los bailarines locale

04.08.2020 | 00:17
Ayer fue presentado el ciclo de danza de la Quincena.

Tabakalera acogerá este año el ciclo que la Quincena Musical de Donostia dedicará a la danza, tres espectáculos que atenderán tanto las formas neoclásicas y contemporáneas como a la danza tradicional renovada, y que tendrán como hilo conductor "el empoderamiento de la mujer". Bajo el título Danza Km 0, la 81ª edición del festival donostiarra ofrece su apoyo a los bailarines y coreógrafos locales, que llevarán a escena sus montajes los próximos días 5, 12 y 18.

Iker Murillo & Vitali Safronkine y las compañías guipuzcoanas Lasala y Aukeran serán las protagonistas de estas tres citas, de las que se podrá disfrutar en el Patio de Tabakalera por 10 euros, un precio "unitario" que la Quincena ha establecido "en un esfuerzo por solidarizarse con la difícil coyuntura económica actual".

Dos bailarines internacionales, el pasaitarra Iker Murillo y el ruso Vitale Safronkine, inaugurarán el ciclo con el espectáculo de tres piezas De Pasaia al mundo, para lo que contarán con la colaboración especial de la compañía Haatik, dirigida por Aiert Beobide. Con una "dilatada" carrera internacional como solistas y primeros bailarines en el Ballet de Zúrich y el Béjart Ballet de Lausanne, los bailarines ofrecerán dos dúos de línea neoclásica, cuya coreografía ha sido realizada por este último, informó la Quincena en una nota.

Con las obras Continuo y Matching Thoughts evocarán "sentimientos capaces de emocionar al público por la pureza de la danza, la precisión de la técnica y la belleza de la estética", y con Lau eme, interpretada por Haatik, compañía de Pasaia, se visibilizará "el papel de la mujer durante el largo proceso histórico de empoderamiento". Esta última pieza será "un viaje de sensaciones, en clave de danza contemporánea intercalada con algunos pasos de danza tradicional", precisa la Quincena, que destaca que la relación entre la pareja artística de Iker Murillo y Vitali Safronkine con los componentes de Haatik "viene de antiguo". De hecho, el ruso ha coreografiado obras para el grupo pasaitarra.