Montaje de la compañía catalana Titzina

Pabellón 6 representa del 16 al 19 de enero la obra 'La Zanja'

08.01.2020 | 10:53

BILBAO. El espacio Pabellón 6 de Bilbao programará del 16 al 19 de enero cuatro únicas funciones de la obra de teatro 'La Zanja', último montaje de la compañía catalana Titzina y que narra la historia de un ingeniero de una multinacional de la minería en busca de extracción de oro, un alcalde y la tierra andina donde se encuentran, una pequeña población sudamericana donde en 1532 tuvo lugar el encuentro entre el conquistador Pizarro y el último rey inca, Atahualpa.

La compañía Titzina, formada por Diego Lorca y Pako Merino, celebra con este montaje los 19 años de su fundación, dentro de una gira con la que están recorriendo teatros de todo el Estado, según han informado en un comunicado desde la sala de teatro bilbaína.

La obra 'La Zanja' "refleja el encuentro entre dos mundos y muestra conflictos universales con una trama actual, dinámica y llena de sorpresas que lleva al público a reflexionar sobre su papel en la sociedad y, en esta obra sobre la relación entre el yo y el otro, y cómo se convive con esa dicotomía".

Esta es la quinta creación de la compañía catalana y, en ella, Diego Lorca y Pako Merino han hecho, al igual que en sus otras creaciones, un trabajo de investigación periodística antropológica, entrevistando y conviviendo con los protagonistas de la historia. Ambos se han hecho cargo de la dirección, la interpretación y la escritura de la obra teatral.

'La Zanja' les llevó a vivir en Perú, donde la base económica es la minería y donde es "muy evidente la polarización de la sociedad y como se convive con esta realidad". Allí también profundizaron en la historia del conquistador español Francisco Pizarro y el indio Atahualpa, que tuvo lugar en 1532, y que dio como resultado el inicio de la expoliación y la muerte del que fuera último rey inca, han explicado.

Lorca y Merino se conocieron en 1999 en la Escuela Internacional de Teatre Jacques Lecoq en París. En agosto de 2001 fundaron Titzina en Cerdanyola del Vallès (Barcelona) y, desde entonces, han marcado las señas de identidad de su proyecto escénico a partir siempre de un trabajo de periodismo antropológico de entrevistas y convivencias.

Ambos creadores investigan para cada uno de sus montajes, adentrándose en la vida de otras personas y abordando realidades muchas veces desconocidas para trasladar al escenario lo más destacable del ser humano, "convirtiéndose, así, en un referente contemporáneo de teatro en el estado". EUROPA PRESS

noticias de deia