presentará los avances de su proyecto

Norman Foster estará el lunes en el Bellas Artes

El arquitecto británico, que se encargará de la ampliación del museo junto con Luis María Uriarte, estará el lunes en Bilbao

17.12.2019 | 21:05
El museo ampliará sus instalaciones en más de 5.000 metros cuadrados.

El arquitecto británico encargará de la ampliación del museo junto con Luis María Uriarte

bilbao - El prestigioso arquitecto británico Norman Foster es autor del diseño de las estaciones del metro de Bilbao y de sus accesos, denominados popularmente fosteritos en su honor. Por eso, cabía imaginar que, conocedor como pocos de las entrañas de la villa, apostaría como lo han hecho otros arquitectos por ampliar el Bellas Artes por debajo de la tierra. Sin embargo, es todo lo contrario, el nuevo espacio previsto para la ampliación de la centenaria pinacoteca estará ubicado en la zona más alta del museo.

El proyecto del arquitecto británico fue elegido el pasado julio entre los seis finalistas del concurso convocado para la ambiciosa ampliación que acometerá la pinacoteca. Un concurso al que concurrieron más de cincuenta arquitectos, entre ellos, algunas de las primeras espadas de la especialidad, lo que vuelve a demostrar el atractivo que tienen el museo y la capital vizcaina a nivel internacional.

Bajo el nombre de Agravitas se presentó el trabajo conjunto del estudio de Foster+Partners con el arquitecto vasco Luis María Uriarte, que ya acometió varias reformas y ampliaciones en el museo. Será el lunes cuando el arquitecto británico acuda a Bilbao para presentar en persona un avance de la redacción del proyecto, que dispone de un tiempo de ejecución de quince meses, en un acto que contará con la presencia de Unai Rementeria, diputado general de Bizkaia y presidente del Patronato del museo; Bingen Zupiria, consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno vasco; Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao, así como de otros representantes del Patronato, del jurado del concurso de arquitectura para la ampliación y del Programa Corporativo del museo, entre otros.

propuesta futurista Norman Foster propone una ampliación arquitectónica de inspiración claramente futurista mediante una estructura estriada y esbelta que se elevará por encima de los tejados de las actuales edificios neoclásico y contemporáneo, y que dotará al centro bilbaino de una fuerte identidad. La nueva estructura permitirá albergar una "imponente galería" de unos 2.000 metros cuadrados de espacio diáfano, con techos elevados en alturas de entre cinco y ocho metros y de gran luminosidad natural, que se convertirá en la nueva sala dedicada a las exposiciones temporales, liberando estos espacios en los edificios antiguos para otras actividades.

Según describió el director de la pinacoteca, Miguel Zugaza, se trata de un proyecto "sostenible, muy eficaz, de construcción sencilla y apoyado sobre tres grandes trípodes por encima de los edificios actuales". Ese reducido número de apoyos se ubicarán alejados de la huella de los edificios existentes, en una intervención que Zugaza definió como "una estructura muy potente pero muy ligera, por lo que más que ante una obra de arquitectura, estamos ante un proyecto de ingeniería cuya forma de cerrarlo hace que, más que esconderse, se muestre, conservando los elementos originales y tradicionales del propio museo".

La idea plantea recuperar el protagonismo del primer edificio. Así, está previsto recuperar la entrada original del museo y extender el parque que rodea el complejo hasta la rotonda de la plaza Euskadi, ubicada frente al Museo de Bellas Artes. De este modo, se deberá reordenar el tráfico para facilitar el diseño del nuevo acceso al museo.

Todavía quedan cuestiones por aclarar, que serán detalladas en la redacción del proyecto. Una de ellas es qué pasará con la escalera monumental, situada en la que será la nueva entrada del Museo. La decisión no está aún tomada aunque se plantean dos alternativas. La primera, mantenerla y que se incorpore en el primer tramo, dejando una especie de tránsito rectilíneo; la segunda, más sencilla, suprimir la escalera.

El plazo de ejecución de la propuesta ganadora será de algo más de dos años y medio, empezando a contar desde julio, divididos en quince meses y medio para la redacción del proyecto de ejecución y de otros 16 meses para su construcción.

El estudio ganador de Foster y Luis María Uriarte recibió un premio de 30.000 euros por su proyecto y la redacción final de este estará dotada con unos honorarios de 1.577.000 euros. El proyecto de ampliación cuenta con un presupuesto de 18.160.000 euros.

arquitectos

noticias de deia