propuestas

Un festival para recibir el verano en Bilbao

‘Welcome Summer’ ofrece mañana a Bigott, Vancouver Undercover y Juárez en Itsasmuseum Bilbao

09.02.2020 | 07:27
Bigott.

‘Welcome Summer’ ofrece mañana a Bigott, Vancouver Undercover y Juárez en Itsasmuseum Bilbao

EL antiguo Museo Marítimo de Bilbao, denominado ahora Itsasmuseum, acogerá mañana un festival musical "para recibir el verano" con un cartel liderado por Bigott. Completarán la velada los catalanes Vancouver Undercover y los navarros Juárez, desde las 20.30 horas.

Bigott, un artista inclasificable e imprevisible, saltará al escenario a las 22.15 horas. Sus canciones, difíciles de definir y que oscilan entre el pop y la psicodelia, son el espejo de un artista muy particular, según demuestra una trayectoria que cumple ya una década. Como reflejo de su ausencia de convencionalismos, Bigott debutó en 2009 con un disco titulado Fin, que incluía canciones alucinógenas como Afrodita carambolo o Kinky merengue. 

Después de editar trabajos como Pavement tree o My friends are dead, con paradas en tierras vascas, llega a Bilbao con su 10º disco, Friendly monsters, que incluye ejercicios de pop maduro como Dreaming. En esta cita se acompañará por Cristian Barros (teclados y guitarra), Clara Carnicer (coros y bajo) y Juan Gracia (batería).

Teloneros

Welcome Summer arrancará a las 20.30 horas con los barceloneses Vancouver Undercover, grupo liderado por la voz y guitarra de Mirentxu Palomar que, junto a Ricard Gaspar y Albert Muñoz, compartían jazz en el conservatorio de Bellaterra. El ahora cuarteto firma un repertorio que fluctúa entre el art rock de Radiohead, el indie noise de Sonic Youth, el neo-soul de Hiatus Kaiyote o la psicodelia jazz de King Krule.

Y después, a las 21.20 horas, turno para el grupo navarro Juárez, formado por Cristina Sixtina (guitarra y voz), Jose Palanca (guitarra y voz), Alberto Rodriguez (bajo) e Iñigo Maya (batería). Presentarán en el festival Boreal, su tercer disco, que ofrece píldoras de pop psicodélico cantado en castellano como No me importa o Mañana nunca se sabe, con ecos evidentes de The Feelies en el primer caso y de Spaceme 3 en el siguiente.