Músico estadounidense

Paul Collins: “Soy un poco leyenda y otro tanto un trabajador del rock”

El mítico Paul Collins acercará sus clásicos power pop y su último disco ‘Out of my head’ el fin de semana durante el festival BBK Music Legends en La Ola

09.02.2020 | 05:42
Paul Collins.

Bilbao - "Con seguridad, soy uno de los reyes del power pop", explica el veterano músico estadounidense Paul Collins, que hizo historia con The Nerves y The Beat, y es una de las atracciones del festival BBK Music Legends, que se celebrará el fin de semana en Sondika, en La Ola, con la presencia de artistas como The Beach Boys, Suzanne Vega o Ben Harper, entre otros. "Soy un poco leyenda y otro tanto un trabajador del rock", indica a DEIA el músico estadounidense, que repasará sus temas más conocidos y los incluidos en su último y muy destacable último disco, Out of my head. (Alive Naturalmusic/BMG).

¿Cómo logra mantener la frescura y el vigor de la época de The Nerves y Paul Collins Beat en 'Out of my head'?

-Siempre estoy buscando la gran canción pop, es lo que siempre he intentado hacer. En cierto modo siempre ha sido el mismo desafío: cómo encontrar esos hermosos acordes simples con una melodía que levante al público.

¿Extraña algo de esos años de juventud o la nostalgia no es un buen compañero de viaje?

-Sí, a veces es agradable recordar esos días en los que pasábamos todo el tiempo escribiendo canciones y tocando música.

Buddy Holly, The Romantics, The Beatles, The Flamin'Groovies, Elvis Costello, Nick Lowe, bandas de beat británicas... ¿Qué le viene a la mente cuando oye a esos músicos? Los años de la nueva ola fueron una época maravillosa para el rock'n'roll, ¿no?

-Siempre me sorprende lo buenos que son todos esos músicos y compositores, como también algunos de los clásicos que cita. Cuando necesito algo de inspiración todo lo que tengo que hacer es escuchar a esos maestros y luego sé lo que necesito hacer.

¿Es el rey del power pop, como dijo en uno de sus discos?

-(Risas). ¿Quizás? Estoy seguro de que podemos decir con seguridad que soy uno de ellos.

Usted que tiene el 'beat', ¿qué cree que hace que una canción sea buena?

-Esa combinación especial y única de acordes simples con una melodía inteligente. Dar un giro inteligente a lo que de otra manera es normal. Es simple pero muy difícil de hacer

¿Algún ejemplo de una canción genial?

-(Risas) Hay tantas. Todos tenemos canciones que nos hacen sentir bien. Para mí, los años 60, 70 y 80 fueron muy especiales. Podría citar Savoy truffle y Twist and shout (The Beatles), Build me up buttercup (The Foundations), Moonlight mile (The Rolling Stones), Purple haze (Hendrix), Road runner (Bo Diddley), Maggie May (Rod Stewart), Cadillac walk (Mink de Ville), Nadine (Chuck Berry), Sonic reducer (Dead Boys), Mongoloid (Devo), Sheena es una punk rocker (Ramones)....

Grabó un clásico llamado 'Working too hard'. No habrá sido fácil sobrevivir sin un apoyo público masivo.

-Tendría que estar de acuerdo en esto.

¿Piensa que le perjudicó publicar un debut casi insuperable con The Beat?

-Creo que tuve mucha suerte de haber podido hacer ese disco. ¡Fue una experiencia increíble!

Si mal no recuerdo, hubo un tiempo en que dejó de tocar. ¿Por qué sigue subiendo al escenario y yendo de gira?

-Es mi trabajo y es lo que me encanta hacer.

Este fin de semana se presentará en el BBK Music Legends Festival. ¿Se considera una leyenda o solo un trabajador de rock'n'roll?

-Supongo que un poco de ambos. (risas).

¿Qué prefiere, festivales o pequeñas salas?

-Cada tipo de local tiene sus ventajas. Los festivales son estupendos porque puedes actuar en un gran escenario y llegar a mucha gente. Además, no hay presión sobre ti en cuanto a la cantidad de gente que asiste. El festival en sí es el sorteo, pero para la intimidad no hay sustituto de un club nocturno porque es la experiencia definitiva para el aficionado en términos de acercarse a él de forma íntima y personal.

En Bilbao tocará también para los fans de The Beach Boys, que cerrarán la noche.

-Sí, estoy deseando que llegue ese momento. Vi al grupo hace unos años en Fuengirola y seguían sonando fabulosos, así que ahora puedo compartir el escenario con ellos ¡Es muy guay!

Viene con su banda española...

-Eso es. Octavio Vinck y yo hemos estado trabajando juntos durante muchos años, pasamos un tiempo maravilloso juntos y compartimos el mismo amor por este tipo de música, así que estoy muy contento de estar con él de nuevo. Juancho (spanish rock'n'roll man) y yo nos conocemos desde hace mucho tiempo, desde los años 80. Empezó como nuestro mánager, pero rápidamente se convirtió en nuestro bajista. Hemos dado la vuelta al mundo juntos. Completa el trío el batería Ginés Martínez, al que le conocí en un viejo bar de tapas en La Latina de Madrid y después de unos cuantos vinos supe que quería trabajar con él. Será muy divertido estar juntos de nuevo.