Exposición en el Bellas artes

Fauna de los creadores con buena vista

09.02.2020 | 05:06
Ander Manterola, Manuela Zugaza, Carmen Miranda, Gurutze Arregi, José Julián Bakedano y Leopoldo Zugaza.

LA memoria gráfica no es, contra lo que pudiera pensar una criatura del siglo XXI, un tipo de memoria RAM que utiliza el controlador gráfico para poder manejar toda la información visual que le envía la CPU del sistema sino el subtítulo que alumbra la exposición Los Zubiaurre, dicho así, como si diese paso a una saga. Un cuantioso fondo de fotografías y películas relacionadas con Valentín y Ramón de Zubiaurre, obra de origen familiar, descubre el hecho de que estos dos reputados pintores practicaron, en diferentes periodos de su vida, la fotografía y el cine. Se han conservado más de mil doscientos ejemplares fotográficos -placas negativas de cristal y copias positivas, encuadernadas y sueltas- así como veintisiete películas.

¿Tenían los hermanos ojo de halcón o vista de lince; la mirada panorámica de un águila o el brillo de los ojos de gato? Puede decirse que pertenecían a la fauna de los creadores con buena vista. Acreditarán esta impresión el director del Museo de Bellas Artes de Bilbao, Miguel Zugaza; el comisario de la muestra, Ricardo González; el jefe del Departamento de Archivo del museo, Mikel Urizar; el director general de Petronor Innovación, José Ignacio Zudaire (la empresa petrolífera sufraga la muestra...), el alcalde saliente de Garai , Gontzal Sarrigoitia y el entrante, Erramun Osa (era la tierra más cercana de los hermanos), la coordinadora del Museo Vasco, Sorkunde Aiarza, y el represente del Departamento de Conservación de la Filmoteca Vasca, Ion López Barrena entre otros. Ellos y, cómo no, descendientes directos de la familia como Pilar, Begoña y Ricardo Gutiérrez de Zubiaurre, llegados de México; Macu Negugogo o Rosa Ortiz Coronado, ángel custodio de varias de las obras expuestas.

interés despierto La colección cotizó al interés despierto entre los asistentes. A la cita no faltaron, además de los citados, el consejero Bingen Zupiria; la diputada Lorea Bilbao y la concejala Nekane Alonso, todos mandamases de la Cultura; Gotzone Sagardui, Itziar Urtasun, Vicente Reyes, Iñigo Basañez, Jesús Mari Lazkano, Víctor Sarriugarte; el etnógrafo y antropólogo Ander Manterola, Manuela Zugaza, Carmen Miranda, Gurutze Arregi, José Julián Bakedano, Leopoldo Zugaza; el diseñador de moda, Javier Barroeta, Ibon Areso, Mariano Gómez, Pilar Aresti, Álvaro Díaz de Lezana, Ignacio Sáez o La Lengua Obesa; las tres Begoñas: Begoña Artabe, Begoña Ruiz de Erentzun y Begoña Goikolea; Miren Zelaieta, Izaskun Barrenetxea, Isabel Azkarate, Joseba Mendizabal, Itxaso Olabarria entre otros.

Entre toda esta producción fotográfica, es en algunos álbumes que la familia compiló a comienzos del siglo XX donde encontramos la declaración de intenciones de estos fotógrafos, su auténtico discurso fotográfico. Eran los orígenes, los manantiales de los que nació todo ese Amazonas gráfico que baja con tanto caudal.