El callejón de las botxerías

El Pop Art vasco y las oportunidades

04.03.2020 | 01:23
Isidro Elezgarai, Jon Zuazola, Ana Ruiz y Yasser Hamed Mayor, junto a Laura Sepúlveda, Marta Elorriaga y Aitziber Meléndez.

UNOS ZAPATOS de tacón de aguja con su caja, un libro con sus gafas y una maleta abierta de par en par de la que caen letras; collages y cuadros con papeles doblados sobre los que pinta un ordenador y otros más coloristas, muy coloristas. Y en el suelo del corazón de la galería, una tortilla de patatas gigante. He ahí algunas de las 88 obras expuestas desde ayer en la galería Lumbreras, donde se invocó a una serie de artistas vascos especializados en el Pop Art. Los siete elegidos para el apocalipsis de la diversión fueron Alfonso Gortazar, Merche Olabe, el escultor Víctor Arrizabalaga, Alberto Rementeria, Fernando Roscubas, Daniel Tamayo y Vicente Roscubas; siete creadores que surgieron del ayer, de entre las décadas de los 70 y los 80, en las primeras generaciones de la por aquel entonces principante Facultad de Bellas Artes del País Vasco. La recopilación de su obra lleva por título Neofiguración vasca. Una mirada y reexpresa uno de esos tirabuzones con los que gira el arte de cuando en vez. No por nada, en la década de los setenta, cuando el informalismo empezó a a dar síntomas de agotamiento, las jóvenes generaciones de artistas volvieron su mirada hacia la figuración. En esta exposición emergen quienes se acercaron a la vida alegre y corriente, llena de colores y modelos cotidianos. Eran días de Pop Art.

A la cita con este universo divertido y ameno acudieron, entre otros, Luis Candaudap, Julio Ortún, Inés Intxausti, dama de Zinebi; Beatriz Marcos, Guillermo Hernández, María Eugenia Luzarraga, Tim Janz, Loli Álvarez; la galerista de segunda generación, Begoña Lumbreras, hija de Juan Manuel Lumbreras, y María José Darriba, Alberto Ipiña, Begoña Bidaurrazaga, José Luis Arenillas, y un buen número de gente que se mece entre las corrientes del arte.

Otra felicidad, otro tipo de alegría se respiraba horas antes, allá en el centro comercial Zubiarte, donde comenzaron a dar sus primeros pasos los actos conmemorativos del XXX aniversario de la Fundación Síndrome de Down del País Vasco. Allí se expuso, en una suerte de palés a modo de atriles, una muestra fotográfica titulada Muévete por nuevas oportunidades en la que se recrea la vida de esta gente con discapacidades. En ellas aparecen, además de una delegación de personas afectadas, Aitor Elizegi, Manuel Angulo, Fernando Canales, Rafa Alkorta, Miguel Zugaza, Gurutze Beitia o Kepa Junkera entre otros.

A la puesta de largo acudieron el gerente de la Fundación, Oscar Seoane, Raquel Conejo, Ana Ruiz, Laura Bergé; el presidente de Unicef en el País Vasco, Isidro Elezgarai; Yasser Hamed Mayor, futbolista lecccionado por Palestina; el músico Jon Zuazola, Laura Sepúlveda, Marta Elorriaga, Aitziber Meléndez, Lucía Artistegi, Nagore Neto, Rubén Muñoz Jiménez, Borja Elorza, Jon Marín y mucha gente implicada en esta larga lucha para hacer de la vida todo un recreo para las personas afectadas.

Zubiarte acoge una muestra sobre el XXX aniversario de la Fundación Síndrome de Down al tiempo que Lumbreras 'juega' al Pop Art