El callejón de las botxerías

El orgullo de lucir la pantorrilla

09.02.2020 | 09:42
María Jesús Fernández, Iñaki Gorrotxategi, Pablo García, Arantza Garai, Belén García, Gaizka Medina y Txaber y Patxi Xabier Lekubarri. Fotos: José Mari Martínez

UNA tarde del corazón de julio, como la de ayer, invita a quedarse en Santur-tzi. Las fiestas de El Carmen palpitan en cada palmo de acera. Ventrílocuos, músicos, puestos de cualquier cosa, malabaristas y nutridas cuadrillas ocupan las zonas peatonales. La chavalería compite en las aguas del muelle en la regata de balandros improvisados. Se siente girar el mundo bajo los pies. Mientras, la concurrencia se reúne a la orilla del puerto para celebrar la XXVI entrega de la Sardina de Plata.

Suenan una triki y un pandero que tocan Jon Azanza y Raúl Sáez. La presidenta de Comerciantes Unidos de Santurtzi, Gloria Ansede, saluda a invitados, premiados y asistentes. Abunda el pañuelo morado, la camisa blanca y la falda arrantzale, con el pico arremangado.

Al lado, donde termina el mar, se levanta la Casa para Venta de Pescado, que presume de haber sido inaugurada en 1916. Antes se subastaban las capturas. Hoy es un coqueto museo. Y un buen lugar para celebrar eventos. Es donde tendrá lugar la entrega de galardones a personas e instituciones que dan lustre y relumbrón a Santurtzi. Gentes orgullosas de lucir la pantorrilla y de gritar lo de "sardinas fescúes" si hace falta. En ediciones anteriores han sido distinguidos, por ejemplo, el ciclista Omar Fraile, ganador de etapas en grandes vueltas; la joven campeona de trail-running Leire Fernández; o Borja Goikoetxea, considerado el mejor bartender del estado.

Este 2019 han recibido sus premios la remera de talla mundial Ondiz Lekubarri; la futbolista del Athletic Club, Nerea Nevado, campeona del europeo sub'19; la Oficina de Turismo de la localidad, que ha renovado su Q de calidad; y la Casa de Galicia, que cumple 50 años.

COMPETICIÓN Ondiz Lekubarri no pudo presentarse debido a un compromiso deportivo; pero la sustituyeron Patxi Xabier y Txaber, su padre y su hermano. Recogieron la Sardina de Plata de la Oficina de Turismo la técnico Arantza Garai y Gaizka Medina. Pablo García, presidente de la Casa de Galicia, agradeció el galardón.

Entre los asistentes, la alcaldesa de Santurtzi, Aintzane Urkijo, el diputado foral Imanol Pradales, y los ediles Joseba Ramos, Carlos Saéz, Miren Matanzas, Amaia Ginea, Óscar Lorenzo, José Martín, Itziar Carrocera o Juan Andrades.

Acudieron Pedro Campos, presidente de CECOBI; Maite Tejerina, presidenta de Santurtzi Gastronómika; Jesús Cobo, expresidente de Comercios Unidos; Puri Eleno, secretaria de la citada asociación; o Íñigo Cobo, Sardina de Plata en 2016 y director del festival de cortometrajes de Santurtzi.

No faltaron Marimar Roca, Leire Doueil, José Ramón Fuente, Montxu Martínez, Marisol Belerda, Iñaki Gorrotxategi y el irreductible de Kabiezes, Rikar Herbosa. Presentó el evento la periodista Ester Fernández. Y todo el mundo se mostró orgulloso de lucir la pantorilla.

noticias de deia