El callejón de las botxerías

Un refrescante trago del ayer

09.02.2020 | 07:56
Txomin Méndez, Aitor Lasa, Beatriz Marcos, Isidro Elezgarai, María Loizaga, Jorge Aio y Olga Zulueta.

tODO empezó con un rescate del baúl de antaño, la revisión del libro de recetas del que se extrajo la fórmula tradicional que estuvo disponible en Bilbao desde los años 40 hasta los 60. Se trata, como ven, de un refrescante trago de las fuentes de la historia y las emociones, una propuesta más de Cervezas La Salve: la creación de La Salve UDA 2019, su cerveza de verano, inspirada en la fórmula de la Export Bier con la que se apoyaba el deporte de la cesta punta en los años 40. Para redondear la puesta de largo, La Salve organizó ayer misma una travesía por la ría hasta el mismísimo Puente Colgante. ¿El por qué de todo esto? Porque querían que la presentación de La Salve UDA 2019 tuviese lugar junto a un lugar emblemático para la cervecera de gran volumen que produce en Euskadi: el Puente de La Salve, cercano a los terrenos que vieron nacer la empresa en 1886.

Digámoslo con nombres propios. Eduardo Saiz Lekue, director de Cervezas La Salve; Jon Ruiz Ibinarriaga, director de la fábrica, y Luis Cachón, maestro cervecero de La Salve, estuvieron acompañados por Tomás Ondarra, célebre ilustrador, escritor bilbaino y directivo del Athletic, que reproduce la famosa baldosa de Bilbao en tonos blancos y azules. La novedad de esta receta Export respecto a la fórmula tradicional es que la actual se elabora con cebada 100% alavesa, fruto del compromiso de la cervecera bilbaina con su entorno más próximo y con Gorka Pérez-Yarza, portavoz de los antiguos dueños de La Salve y actuales socios. Juntos recorrerán la ría mediante un divertido paseo en barco durante el que podrán probar esta nueva receta reinventada y recuperada de los años 40. Fue todo un acierto que se celebró a bordo por todo lo alto.

A la singladura se sumaron, además, de los citados, otros dos directivos del Athletic, Óscar Arce e Itziar Villamandos; dos hombres del rugby como Julen Arranz, Giga, y Josu Xabier Martínez, Pibe; Ramón Escalante, Alejandro Olabarria, descendiente de uno de los pioneros del cine en Bilbao; Gontzal Azkoitia, Juan Ángel Ortiz, Iván Pérez-Yarza, Fernando Martínez, Laura Ramos, embarazada de Mateo; Carlos García, Gabriel Rodrigo, Ignacio Santos y Miguel Ángel Santos entre otros nombres propios, fervorosos partidarios de una cerveza que fue rescatada de las catacumbas del ayer y que formó parte de un pasaje que zarpó de los muelles de Uribitarte.

Entre los asistentes a la travesía no faltaron Asier López, comandante en jefe del batzoki de Santutxu; Virginia López, junto a las pequeñas Adriana y Martina Carrasco; Diego Oriol, Arturo Trueba, Marino Montero, Elena Marsal, Eduardo Castañeda, Gaizka Aseginolaza, Txomin Méndez, Aitor Lasa, Beatriz Marcos, Isidro Elezgarai, presidente de Unicef en el País Vasco; Maria Loizaga, Jorge Aio y Olga Zulueta, entre otra gente que miraba, no sin cierto recelo, cómo el barco se mecía en las aguas poco antes de zarpar. No todos eran viejos lobos de mar.