El callejón de las botxerías

Ojalá que te vaya bonito

08.02.2020 | 22:26
María Cizaurre, Julio Piñeiro, el mariachi Chuchín Ibáñez y el nuevo director del Hotel Indautxu, Morey Pérez Intriago. Fotos: José Mari Martínez

OJALÁ que te vaya bonito/Ojalá que se acaben tus penas/ Que te digan que yo ya no existo/ Que conozcas personas mas buenas (...)". La letra del corrido pertenece a Vicente Fernández, uno de los artistas más populares de México bajo el sobrenombre de Chente. Traigo hasta esta crónica la letra con cierta razón habida cuenta que el cantante navarro de rancheras y mariachis Chuchín Ibáñez ofreció ayer un concierto solidario programado por La Gota de Leche con el fin de recaudar fondos para paliar las necesidades de bilbainos en riesgo de exclusión. Que les vaya bonito. Eso es lo que buscan los programadores de un recital que llevó hasta el Hotel Silken Indautxu una música que engancha y un proyecto que debiera hacerlo.

Como es costumbre, en nombre de La Gota de Leche Julio Piñeiro daba la bienvenida a los asistentes y les recordaba lo vivido de mañana en el propio hotel: el II concurso internacional de Cata de Leche que ganó el restaurante Egaña, con Juanma Hernando al frente. Testigo de cuanto les cuentos fueron los directivos del Athletic, Goyo Arbizu y Tomás Ondarra, el cantante Iñaki Uranga, Boni García, Unai Aizpuru, Jorge Burgo, el txistulari Mikel Bilbao, Patxi Martín, Emilio Cobos, Valentín Moro, el Mago Valen, y Elena Marsal entre otros, sin olvidar, por supuesto, al nuevo director del hotel Silken Indautxu, Morey Pérez Intriago. Un doblete de La Gota, por decirlo de otro modo. Que no se me olvide, la Fundación Mikel Uriarte fue nombrada la primera entidad patrocinadora de La Gota de Leche. Lleva arrimando el hombro desde los orígenes.

Morey acompañó también al mariachi por la tarde. A Chuchín, que recibió el presente de un cuadro que reproducía un baile en los extramuros de la Basílica de Begoña, le acompañó su pareja María Cizaurre antes de que se agigantase sobre el escenario, junto a una bandera tricolor mexicana. Testigos de cuanto les cuento fueron Txema Sandoval, Cristina Payo, Juan Martínez, Marino Montero, Cristina Hernández, José María García, la soprano Carmen Parejo, quien ha cantado junto a Montserrat Caballé y Plácido Domingo y que pronto actuará en el propio Hotel Silken Indautxu, Javier Isidro, Carlos Aranguren, José Luis Martínez, Rosa Revuelta, Merche Fernández y Ionela Corduneanu entre otra buena gente que aportó para la causa la voluntad. Esperemos que no haya sido poco porque el riesgo de exclusión es un peligro de aúpa.

El hotel era un hervidero, entre la gente que buscaba el relax de la mediatarde, los clientes que van y vienen y los asistentes a la cita. Entre ellos se encontraban, además de los citados, Asier Peña, Oscar Sanz, Amaia García, Koldo Corral, Pedro Cereceda, Javier Ortega, María Ángeles Ortiz y así hasta poblar el auditorio con su presencia y con su vocación de arrimar el hombro para evitar que la tierra se abra bajo los pies de los necesitados.