Los mungiarras se refugian en el vino

Cientos de personas aprovecharon la lluviosa mañana de ayer para disfrutar de la tercera edición de la Ardau Azoka

09.02.2020 | 03:29
Encar ofreció los vinos de la bodega García Carrión. Fotos: Oier Pérez

En Mungia siempre hay algo". Con esta frase animaba ayer el alcalde del municipio, Ager Izagirre, a empaparse de la agenda gastronómica y cultural de su localidad. Y razón no le falta. Mungia cuenta con una gran cantidad de asociaciones vecinales que prácticamente cada fin de semana organizan algún tipo de evento o actividad que dota al pueblo de un ambiente espectacular. Esta vez, las personas aficionadas a la enología pudieron gozar de una mañana en la que el amor por el buen vino se impuso a la climatología adversa. Los asistentes acabaron empapados, de agua, sí, pero también de diversión. Y es que la lluvia no impidió a cientos de mungiarras disfrutar de una agradable jornada con el motivo de la tercera edición de la Ardau Azoka. Se trata de una feria que se celebra cada dos años, en la que diferentes establecimientos del municipio ofrecen al público sus mejores vinos por un euro. Principalmente, son empresas como Urrutia Edariak las que facilitan los productos de sus mejores bodegas, ya que colaboran con gran parte de los locales de hostelería del municipio.

Pero no todo puede ser beber. La organización del evento tuvo el factor gastronómico en cuenta, por lo que optó por organizar un concurso de pintxos en el que participaron más de 30 establecimientos de Mungia. La única condición para formar parte del concurso era que los bocados fueran elaborados con productos de kilómetro cero, de casa, de la comarca. "Es muy importante para nosotros el hecho de poder promocionar los víveres de nuestra tierra. Es una manera de impulsar la economía de la zona y de ofrecer al público pintxos de muy buena calidad por el precio de un euro y medio", admitía Igor Urrutia, miembro de Urrutia Edariak. Fue el bar Goitiko quien ganó el premio al mejor pintxo y el premio de 750 euros.

Cada edición, la Ardau Azoka sirve además para ayudar a un objetivo solidario. Este año, la cantidad recaudada en la feria, que se conocerá hoy, será destinada íntegramente a la asociación contra la Ataxia de Friefrich, ya que hay dos personas en Mungia que padecen esta enfermedad. "Para nosotros es importante destacar la labor altruista del evento. Nos parece una manera adecuada y muy práctica para poder ayudar a la gente y, además, brindar una bonita fiesta a nuestra ciudadanía. Los establecimientos nos encargamos de montar todo y ponemos el gasto de nuestro bolsillo. Lo único que ganamos es la oportunidad de mostrar nuestros productos y de hacer una bonita acción", declaró Urrutia. Por su parte, el alcalde destacó la actitud altruista de la ciudadanía: "Mungia siempre da la cara". En total, 1.265 euros fueron recaudados y sumado el premio del concurso de pintxos que el bar Goitiko donó, nada menos que 2.015 euros serán destinados a la mencionada fundación.

La feria contó con un ambiente muy festivo. El grupo musical Taberna Ibiltaria, todo un fijo de las fiestas de Bizkaia, se encargó de aportar las típicas canciones vascas por medio de su exitosa charanga, mientras que los más pequeños y las más pequeñas disfrutaban del pequeño taller infantil de talo que habilitó la organización del evento. Un lluvioso día en el que la ciudadanía de Mungia volvió a demostrar que es una de las más solidarias y activas de Bizkaia.

noticias de deia