Ugao mantiene el homenaje a los fallecidos en el bombardeo

La Semana Histórica del Cinturón de Hierro ha sido cancelada, pero habrá un recuerdo para Félix y Simón

02.06.2020 | 00:22
Homenaje a Félix y Simón en el 80 aniversario del bombardeo. Foto: S. Martín

Ugao-Miraballes – La novena edición de la Semana Histórica del Cinturón de Hierro de Ugao-Miraballes fue suspendida, al estar prevista su celebración durante la segunda quincena de este mes, con la sociedad y la población aún inmersas en el proceso de desescalada del estado de alarma.

En este contexto, Burdin Hesia Ugaon, grupo organizador del evento, prefirió cancelar los actos programados y que siempre giran en torno a dos ejes: un ciclo de charlas que tienen lugar en el interior del Palacio Jane y las visitas guiadas teatralizadas a los restos de la línea defensiva existentes en la villa y que la agrupación ha recuperado, difundido y puesto en valor desde su fundación en 2011. "Si todo va bien, en 2021 haremos la décima edición, que dará que hablar", avanza su presidente, Iñaki García Uribe.

Homenaje víctimas Lo que sí que tiene intención de mantener Burdin Hesia Ugaon es "una humilde convocatoria en la plaza para recordar a los dos muertos por el bombardeo italiano de 1937, con las medidas de seguridad que en ese momento estén vigentes". Será el domingo 14 y los detalles concretos de la cita se darán a conocer cuando se acerque la fecha.

Y es que fue el 14 de junio de 1937 cuando la habitual tranquilidad de Ugao-Miraballes se vio transformada en miedo, caos y drama. Las sirenas de la fábrica vieja y las campanas de la iglesia alertaron a la población del peligro de los aviones que surcaban el cielo. La población en general acudió al refugio de Astibil, pero en ese momento Félix Urrutikoetxea Intxaurraga trabajaba en la huerta Santi Laurenti con su burro atado a un poste. Muy cerca, su amigo Simón Aguirre caminaba por la carretera y vio pasar al Alcahuete, avión de reconocimiento que visualizaba el terreno antes de tirar las bombas. Al encontrarse con Félix, le convenció para meterse en una alcantarilla anexa a la huerta para protegerse. La mala suerte hizo que uno de los artefactos cayera en el improvisado refugio. Félix murió en el acto. A Simón lo trasladaron en estado grave al hospital, pero su familia nunca más supo de él. Curiosamente, el burro sobrevivió a la tragedia. Ugao no olvida esos hechos y tampoco quiere hacerlo este año. Félix y Simón tendrán su homenaje.