Ibarrangelu estudia implantar la OTA en Laida este verano

Buscará "alternativas junto a los residentes" para regular la zona

26.03.2021 | 00:49
Aparcamiento ubicado ante la playa de Laida, en Ibarrangelu.

El Ayuntamiento de Ibarrangelu estudia implantar un sistema de estacionamiento de pago en el aparcamiento de la playa de Laida de cara al verano. Al menos, así se lo ha solicitado recientemente a la Demarcación de Costas del País Vasco, entidad a la que ha pedido la autorización para regular el espacio, que cuenta con 51 estacionamientos en batería y otros 14 en línea, en una experiencia piloto que se mantendría entre el 1 de junio y el 30 de septiembre. En todo caso, el Consistorio aún no ha adaptado una posición firme al respecto. La tomará "de la mano de los vecinos de la zona, ya que queremos darles facilidades para que puedan aparcar", afirmó el primer edil, Jesus Mari Ziluaga.

"Lo estamos estudiando, así es", según confirmó ayer jueves Ziluaga a DEIA. "Lo único que hemos hecho es dar el primer paso para solicitar a Costas la autorización para crear ese espacio de aparcamiento regulado en una zona de dominio público marítimo-terrestre". Se ubicaría en suelo de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, en un área que las normas subsidiarias municipales catalogan como suelo urbano, en unos 2.300 metros cuadrados. "Hemos dado ese paso, pero antes de tomar una decisión concreta debemos reunirnos con los vecinos y residentes de Laida", incidió, "para ver si aplicamos la medida o no. Todo dependerá de si somos capaces de solventar los inconvenientes que se suelen encontrar nuestros vecinos para aparcar sus automóviles durante el verano y de que ellos no deban pagar por aparcar. Pero lo que sí tenemos claro es que debemos controlar la zona, y hacerlo además de la mejor forma posible. Tomemos la decisión que tomemos, lo haremos junto a la ciudadanía", aseveró.

En principio, el aparcamiento cuenta con 65 plazas, mientras que otras 18 se reservarían para los servicios municipales, motos o discapacitados. Además, se instalaría toda la señalítica necesaria y los parquímetros, en una inversión que apenas superaría los 24.000 euros. Asimismo, se contrataría a dos personas para llevar a cabo el control de la zona. La idea del Ayuntamiento pasa por solventar de una vez por todas los problemas de aparcamiento que se generan en Laida, un arenal que suele recibir a más de 200.000 bañistas cada temporada de verano. Y ha sido el pleno municipal, celebrado este mismo mes de marzo, el que ha adoptado la decisión por unanimidad.

Las razones son diversas. Entre otras, que la alta demanda reclama la necesidad de establecer un sistema rotatorio, concienciar a los usuarios de la playa sobre la necesidad de realizar un uso más racional de los aparcamientos, impulsar el uso del transporte público o zanjar los casos de las autocaravanas o furgonetas adaptadas que estos últimos años pernoctan en la zona "generando un grave perjuicio". De hecho, este último es un problema ya solventado en la otra playa ibarrangelutarra, Laga, tras haberse incrementado el control. "De ninguna manera se pretende que ir a la playa se convierta en un lujo", señala el escrito del Ayuntamiento remitido a Costas. "Nuestra única pretensión es cubrir parcialmente el coste que genera la contratación de personal destinado al control de los aparcamientos de las playas".

Datos

Regulación. Ibarrangelu da el primer paso para que Costas autorice el estacionamiento regulado en Laida. En la zona hay 65 plazas –51 en batería y otros 14 en línea–, ocupando un área de poco más de 2.300 metros cuadrados.

Problemas. La escasez de plazas en la zona de Laida –lo mismo acontece en el otro arenal ibarrangelutarra de Laga–, acrecentada espacialmente en la época veraniega, hace que muchos vehículos opten por aparcar en los laterales de la carretera BI-3234, "con el riesgo que ello supone".

Ordenanza. Si Ibarrangelu opta finalmente por aplicar la medida entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, elaborará una ordenanza específica.

noticias de deia