Estará para verano

Gernika confía en iniciar la pasarela peatonal de Astra en abril

Gorroño avanza que las obras podrían estar completadas “para el verano”

08.02.2020 | 20:04
Infografía de la pasarela que enlazará Iparragirre con las inmediaciones de Astra.Foto: Gernika-Lumoko Udala

Gernika-Lumo - Aunque algunos trámites administrativos han retrasado su ejecución, Gernika-Lumo se apresta a adjudicar las obras de la pasarela peatonal que unirá la calle Iparragirre con la zona de Astra. Así lo expuso el alcalde, José María Gorroño en el transcurso del último pleno, en el que adelantó que confían en que las máquinas puedan entrar a trabajar "a medidados de abril" y, de esa forma, poder completar el proyecto para finales del verano.

El proyecto, cuya ejecución está en trámite de licitación por un valor máximo de 735.000 euros -la dirección de la obra ya ha sido adjudicada- tiene por objeto conectar la zona industrial con la zona urbana de Gernika con una pasarela peatonal que permita salvar la barrera del tren de Euskal Trenbide Sarea, un punto vial donde se unen peatones, vehículos y los tránsitos ferroviarios, "con el consecuente riesgo para los viandantes", como señala el proyecto. "Por todo ello se plantea el cubrimiento puntual de las vías para buscar la seguridad de con un paso protegido sobre las vías del tren", señala el mismo. Su plazo de ejecución es de seis meses.

"La entrega de la pasarela peatonal sobre la zona urbana se realizará con el fin de conectar los recorridos peatonales y bidegorris existentes -que transitan por buena parte de la calle Iparragirre-, con el único fin de potenciar estas nuevas formas de movilidad frente a las motorizadas", apunta un proyecto que el Consistorio considera imprescindible para mejorar la movilidad. No en vano la zona de Astra, que ha visto cómo se ha abierto recientemente el Elkartegi de empresas, podría albergar en un futuro un centro de Formación Profesional y un parque lineal contiguo. De hecho, "el proyecto evitará el trasiego de peatones por el paso a nivel situado junto a la estación de tren y facilitará el tránsito de los conductores que estacionan en el parking cercano, que cuenta con 230 plazas.

Entorno de Correos La actuación también pondrá en valor un "entorno infrautilizado" como es la plaza situada frente a las oficinas de Correos, que se acondicionará "como lugar de esparcimiento", tal y como Gorroño enfatizó cuando dio a conocer los pormenores del proyecto. Desde la plaza, los usuarios podrán acceder al nuevo puente de dos formas. Una de ellas consistirá en una rampa de dos metros de anchura, que cumple todos los requisitos de accesibilidad con pendientes del 8%, mientras la otra posibilidad será una escalera. El futuro puente sobre las vías tendrá una altura aproximada de 5x16 metros. Todo el ámbito de actuación ocupa 2.800 metros cuadrados.