Aplauso para los imprescindibles

Realizan una labor incansable, día a día y muchas veces sepultada por otras múltiples cuestiones con la vista puesta en mejorar las sociedades de Busturialdea y Lea-Artibai. Ambas comarcas aplaudieron ayer el trabajo bien hecho

01.10.2021 | 09:02

Es en los momentos difíciles cuando de verdad una entidad, sea de la clase que sea y trabaje en el ámbito que trabaje, demuestra su utilidad. Ese es la cualidad en la que confluyen las asociaciones y personalidades que ayer recibieron una mención especial -y un pequeño obsequio en forma de escultura elaborada por el artista José Ángel Uberuaga, Ube- de parte de DEIA. Es tan solo una pieza que a buen seguro les dejará un grato recuerdo en una gala, la de ayer en Bermeo, que ante todo fue sobria. A la sala Nestor Basterretxea se acercaron los premiados, o, como en el caso de Eñaut Elorrieta, que no pudo hacerlo al estar atareado en la grabación de un vídeo en Bilbao, lo hizo su mánager Josune Alboniga. Y pudo saludar a Ameli Oleaga, que acudió a la cita junto con su marido Iñaki Urrutia, y los demás miembros de Gazte Zar Mendi Taldea: el actual presidente Iagoba Agirresarobe, Kimetz Pujana -miembro de la directiva- y Mari Carmen Ayneto, otra de las históricas, junto a Urrutia y Oleaga, de las mendigoizales mundakarras. Sin bajar del monte, en sentido figurado, Artibai Mendigoizale Taldea mandó una representación formada por Marije Aransolo, Pedro Azpiazu y Nerea Sololuze. Semejante fue la representación enviada por Aurrera Kirol Elkatea, de Ondarroa, que está de celebración de su centenario. Y casi podría decirse que su directiva estaba de estreno, ya que el presidente Mikel Santiso, que apenas lleva semanas en el cargo, acudió junto a Oier Urkiza e Iker Zubikarai.

La Cruz Roja de Bermeo estuvo muy presente, no podía faltar. Les agasajaban en su propio pueblo. Lideraba su equipo el presidente local, Josu Perón, y la vicepresidenta a nivel del herrialde, Mari Luz Palacio. También se dejaron ver voluntarios de la entidad, como Mikel Martín, Maider Ibargutxi, Josu Ibargutxi, Erlantz Munitiz, Jaren Durán y José Cepeda. Por parte del Museo Euskal Herria de Gernika-Lumo, fue Asier Madarieta quien recogió el galardón, enfrentándose en solitario a las preguntas del presentador del evento, Alain Salterain. Lo mismo hizo Jon Hidalgo, alma mater de la Fundación Lurgaia, aunque en las butacas de la sala Nestor Basterretxea estuviera también Raquel Colomo. Por último, y cerrando el capítulo de premiados, de parte de Bermeo Tuna World Capital acudieron Rogelio Pozo, de Azti, y Leire Egiarte, que posaron para la foto con otra de las organizaciones públicas implicadas en el BTWC: el alcalde de Bermeo, Aritz Abaroa.

Y es que el alcalde Abaroa se tuvo que multiplicar en ocasiones, siendo como era el anfitrión de los premios. En esas tareas estuvo acompañado de algunos de sus concejales -Kepa Zumeta o Idoia Platas- y algunos otros primeros ediles de la zona, como Luis Egurrola, de Markina-Xemein y Mikel Magunazelaia, de Forua. Al finalizar el acto, todos ellos pudieron conversar animosamente con algunos de los colaboradores de las galas comarcales Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak que ayer iniciaron su periplo anual por Bizkaia: Pedro Barreiro, del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia; Koldo Nieto, de Ferrovial Servicios; José Manuel Moreno, de Acciona; o Etor Gorroño, director de Marketing de Grupo Meuri. En representación de DEIA acudieron el adjunto a la dirección Enrique Santaren, junto al director de Desarrollo de Negocio, Kike Hermosilla; la directora comercial Aitziber Jauregi y Ana Rementeria, de apartado comercial, o Joana Pérez, de la organización de los premios.

noticias de deia