Un mensaje por la paz vuela desde Güeñes a Hiroshima

Las grullas de origami elaboradas en la feria de flores y plantas viajarán a Japón

02.05.2022 | 00:13
Un mensaje por la paz vuela desde Güeñes a Hiroshima.
Mostraron las posibilidades de las plantas también en artesanía.

Un árbol Tuya centenario se yergue símbolo del contuntente No a la guerra proclamado ayer desde Güeñes. A lo largo de toda la jornada lo poblaron grullas de papel elaboradas por las personas asistentes con la técnica de origami que serán enviadas a la ciudad japonesa de Hiroshima, donde Estados Unidos lanzó la bomba atómica el 6 de agosto de 1945. Así, junto a los expositores y el festival de música realzados por el buen tiempo un mensaje por la paz floreció en la jornada que acogió el parque botánico y de esculturas Arenatzarte.

"Recogeremos las grullas y las mandaremos a Hiroshima. Allí permanecerán durante un año en una vitrina y luego se triturarán y reciclarán para elaborar más origami", dando continuidad al ciclo desde un punto de vista sostenible, según explicó Richard de Diego, parte de la organización y creador del jardín japonés El Bosquecito. Ubicado en un espacio al aire libre colindante con la kultur etxea de Güeñes, cuenta con senderos poblados de vegetación, fuentes, estanques y una pagoda de madera donde ha creado una escuela de bonsai y un pabellón de té. Durante el día de ayer domingo se ofrecieron visitas guiadas por este remanso de paz y también por el edificio consistorial, donde las personas que tomaron parte descubrieron su historia como residencia particular anterior al establecimiento allí de la sede del Consistorio de Güeñes en 1974. De hecho, el parque Arenatzarte, que albergó la feria de flores y plantas, antaño integró la finca como un gran jardín del chalé de verano de la familia Urrutia –realizado en 1910 por el arquitecto Emiliano Pagazaurtundua.

Entre las 10.30 y las 19.00 horas de apertura del evento resonó el "deseo conjunto de No a la guerra" y por la finalización del conflicto en Ucrania, recalcaron desde el Ayuntamiento, por medio de un rito japonés. Y es que en el país nipón la grulla encarna "paz y suerte". Varios monitores mostraron a quienes se animaron a participar cómo confeccionarlas y colgarlas en el árbol. Actuaciones musicales con estilos desde hang drum a un cuarteto de cuerda de música clásica, swing y jazz, flamenco y rock callejero amenizaron la jornada junto con la menestra popular a base de unas 500 raciones.

Viveros, huerta y artesanía
 

El momento ideal para disfrutar del entorno y hacer un alto en el recorrido por los expositores instalados. De esta forma, se desplegaron en Arenatzarte colecciones de viveros especializados en flores y plantas de Bizkaia, Gipuzkoa, Araba, Cantabria, Burgos, Aragón, León o Madrid, con sus bonsáis, bromelias, plantas aromáticas, culinarias, begonias, geranios, flores de temporada, cactus de colección, palmeras y árboles frutales y ornamentales. También se ofrecieron productos de la huerta y se mostraron artesanía confeccionada con flores y plantas, macetas de piedra, tiestos de autor, casetas para fauna de jardín, tallas de madera, juguetes de frutos secos, cremas, jabones, ungüentos, comida y bebida elaborada con flores y plantas, licores de frutas, patés vegetales o repostería con sabor a flores.

"Permanecerán en la ciudad durante un año en una vitrina y luego serán recicladas"

Richard de Diego

Organización

 

noticias de deia