Vecinos de Trapagaran se oponen "al recorte de servicios" en el funicular

No aceptan sustituir el primer transporte de la mañana por un taxi a demanda

26.05.2021 | 01:16
Trapagaran ya se organizó en 2011 para que el funicular fuese Bien de Interés Cultural.

Los vecinos de las zona alta de Trapagaran están que trinan con los responsables de Euskotren –y por extensión con el Ayuntamiento minero como titular de la defensa de los intereses de los residentes– tras conocerse la intención de la empresa pública, titular de la explotación del funicular de Larreineta, de sustituir el primer servicio de la mañana por un taxi a demanda para los usuarios que lo utilizan habitualmente. Tan enfadados están que mañana jueves irán al pleno con la intención de trasladar su queja mediante una concentración ante el Ayuntamiento y la voluntad de intervenir en la sesión. "Los vecinos parecemos los verdaderos gestores de este medio de transporte ya que amén de usuarios habituales, fuimos los que instamos en 2011 a que se considerase nuestro Funi como Bien de Interés Cultural, los que hemos echado atrás planificaciones para sustituir el servicio original por un apaño con autobuses por Abanto-Zierbena, los que hemos recogido firmas para que se recupere la barquilla original que está muerta de risa en el museo de Azpeitia, y suma sigue. Ahora con el taxi para los que utilicen el primer servicio de la mañana. Nos hemos convertido en el Pepito Grillo del funicular y así vamos a seguir para defender este servicio público", explicó a DEIA un portavoz vecinal que adelantó que mañana jueves tienen previsto llevar a cabo una "ruidosa" concentración ante el edificio consistorial a las 19.00 horas coincidiendo con el inicio del pleno municipal ordinario de mayo.

Registro
 

La asociación de vecinos de Larreineta, convocante de la concentración, introdujo el pasado día 12 de mayo un escrito en el registro municipal en el que tras señalar que habían tenido conocimiento de la "intención" de Euskotren de "reducir frecuencias horarias en el funicular", piden al Ayuntamiento e Trapagaran que "exija a Euskotren la no reducción de las frecuencias actuales" de este medio de transporte. Algo que los vecinos consideran innegociable "ya que no es la primera vez que tenemos que echarnos a la calle para defender los horarios y los servicios que actualmente tenemos y que son los que permiten las conexiones con los medios de transporte que pasan por la zona baja del municipio con destino a otras localidades", apunta el portavoz. Dudan de las explicaciones iniciales que han recibido sobre la intención de Euskotren que pasarían "por eliminar el servicio de descenso y ascenso de primera hora y el autobús lanzadera de ese horario y poner un taxi para los usuarios de esa primera hora".

En este sentido, el alcalde de la localidad, Xabier Cuéllar, negó que vaya a haber recortes. "No hay recortes por parte de Euskotren. Lo que nos han comunicado en una reunión que mantuvimos responsables de la empresa, el diputado de Transportes y yo es que el servicio va a contar con un autobús eléctrico que va a funcionar entre Larreineta y La Arboleda. ¿Qué ocurre? Que hay una serie de servicios, como por ejemplo el primer funicular de la mañana, en el que solamente van una o dos personas, según los datos que tiene registrados los responsables del funicular. En ese primer servicio la propuesta que se hace es llevarlo a cabo mediante un servicio de taxi de tal manera que el usuario que va a utilizar ese primer servicio pueda llamar a un taxi para que lo recoja", explicó el alcalde quien a preguntas de los periodistas subrayó que "solo suele ir una persona pero si fueran cuatro van cuatro en el taxi y sin van ocho irían en dos taxis".

Según avanzó Cuéllar, la idea es hacerlo mediante un "convenio" con los taxistas que cuentan con plaza en la localidad. "El servicio, según las conversaciones que se han mantenido, no se va a reducir de ninguna manera ya que mientras haya quien reclame el taxi para este primer servicio podrá utilizarlo aunque no siempre sería el mismo taxi", añadió Cuéllar.

Explicaciones que los vecinos esperan poder recibir en el transcurso del pleno, si bien se enfrentan a dos problemas. Por un lado, el escrito de la asociación vecinal no ha sido incluido en el capítulo de Ruegos y Preguntas de la sesión por lo que solo cabría que la demanda se presentase como moción de urgencia por parte de algún grupo del plenario y se aprobase su inclusión. Por otro lado, están las limitaciones de aforo que marca el covid-19, fijado en 20 personas, y que está cubierto por los 17 ediles, el interventor, el secretario y el técnico que graba el pleno, por lo que algún edil tendría que cede su hueco, si el ROM lo permite a los vecinos.

"La propuesta que hace Euskotren es llevar a cabo el primer servicio mediante un taxi"

Xabier Cuéllar

Alcalde de Trapagaran

 

noticias de deia