Josu Bergara deja de ser alcalde de Sestao tras diez años en el cargo

El, de momento, primer edil sestaoarra pondrá rumbo a la Diputación donde será director de Relaciones Municipales

15.04.2021 | 00:53
Josu Bergara dejará la Alcaldía de Sestao.

El actual alcalde de Sestao, Josu Bergara, presentará hoy su dimisión tras una década en el cargo. Bergara, de 42 años, lleva desde junio de 2011 como primer edil de su localidad natal y en estos últimos seis años ha gobernado, además, con mayoría absoluta. Tras la renuncia, que tal y como han indicado a DEIA fuentes solventes se hará oficial hoy mismo, Bergara asumiría un nuevo puesto en la Diputación Foral de Bizkaia, una institución en la que ya ejerció entre 2009 y 2011 como Director General de Igualdad y Derechos Ciudadanos. Ahora, una década después, todo apunta a que su lugar en el organigrama foral estaría en la dirección de Relaciones Municipales, donde pondrá a disposición sus diez años de experiencia como alcalde, además, en un municipio que en este tiempo ha tenido que asumir importantes retos como tratar de aliviar la anterior crisis económica iniciada en 2008 o la regeneración de Txabarri, proceso al que ha dado un importantísimo impulso a lo largo de su mandato.

Y es que Bergara ha vivido una década muy intensa al frente del Ayuntamiento de Sestao. Tomó el bastón de mando el 11 de junio de 2011 tras ganar las elecciones municipales y recuperar para el PNV un feudo tradicionalmente socialista como Sestao. Cuando entró en el cargo en sustitución del socialista José Luis Marcos Merino, la localidad sestaoarra estaba sufriendo en primera línea el impacto de la crisis económica y, por ello, la principal prioridad de su gestión a lo largo de este tiempo ha sido la generación de empleo y la búsqueda de proyectos que se asentasen en el municipio como, por ejemplo, Vicinay. Así, tras tener tasas de desempleo superiores al 20%, justo antes de que se desatase la pandemia Sestao había vuelto a las cifras de desempleo previas a la crisis de 2008.

En el último año, Bergara, además de tener que gestionar los duros efectos económicos generados por la pandemia, ha impulsado el avance en la regeneración de Txabarri con la firma de un nuevo convenio con el Gobierno vasco. La firma de este nuevo convenio y la aprobación definitiva del Plan Especial de Ibarzaharra pasarán a la historia como las últimas aportaciones de Josu Bergara desde la Alcaldía de Sestao.

Ahora, quien le suceda en el cargo deberá continuar impulsando estos proyectos y otras iniciativas para tratar de que Sestao salga lo mejor posible de esta nueva crisis.

noticias de deia