Muskiz lleva a la calle su malestar y enfado por el nuevo confinamiento ordenado por el LABI

El Ayuntamiento ha presentado un requerimiento para que se actualicen los datos de la tasa de incidencia

31.03.2021 | 00:44
Muskiz lleva a la calle su malestar y enfado por el nuevo confinamiento ordenado por el LABI

Vecinos y hosteleros de Muskiz se han manifestado esta tarde por lo que consideran un 'cerrojazo' "injusto" y además han presentado un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) con una petición de medidas cautelarísimas, con el objetivo de que revoque la resolución de Salud Pública y Adiciones del Gobierno Vasco que mantiene al municipio bajo confinamiento perimetral y con limitaciones en la hostelería, a pesar de haber reducido la tasa de incidencia acumulada por debajo de los 400 casos por 100.000 habitantes, de forma que ya no se encontrarían en 'zona roja'.

Al igual que hoy a la tarde, los hosteleros de Muskiz decidieron el martes manifestar su oposición al decreto del LABI del Gobierno vasco, que impide el acceso al interior de los locales fuera de los horarios consignados para desayunos y comidas permitiendo el acceso libre a su clientela con las medidas preventivas básicas.

"La decisión de la hostelería ha estado motivada porque se considera que es una profunda injusticia la exigencia del cierre perimetral del municipio y las medidas excepcionales en la hostelería cuando todo el mundo sabía, incluidos los responsables sanitarios, que Muskiz tenía los datos epidemiológicos por encima de los 400 afectados por 100.000 habitantes por culpa de un brote que hubiera superado las medidas de control este lunes como ha quedado patente en las cifras oficiales", relataron a DEIA varios hosteleros implicados en este plante que se verá refrendado hoy con una concentración ciudadana que tendrá lugar en la plaza Meatzari a partir de las 20.30 horas en protesta por la decisión del LABI.

Agravio

Una manifestación que cuenta con el apoyo de varias entidades ciudadanas de la localidad minera para las cuales esta decisión "supone un agravio para Muskiz y parece responder al interés de que algunas localidades relevantes se quedaran fuera de un posible incremento de casos que le situaran en la zona de peligro y viran afectadas sus expectativas de Semana Santa", subrayaron tras recordar que ayer martes, la cifra oficial de las autoridades sanitarias situaba a Muskiz con 213 casos por cada 100.000 habitantes, muy alejados de los más de 430 casos registrados el día de la resolución del LABI.

"Va a resultar que mañana o pasado Muskiz esté con cifras que le situarían en la zona verde de la epidemia y esté confinado mientras que otras localidades vascas que ayer entraron en cifras por encima de los 500 casos se queden fuera de estas limitaciones", expresaron los hosteleros que confían en que el Ayuntamiento "que siempre se ha mostrado comprensivo con la situación de la hostelería , entienda esta posición de desobediencia civil como una protesta ante una situación que consideramos injusta y que ha generado un malestar social ya que esta cuestionable restricción afecta también a la ciudadanía en general".