Barakaldo habilita ocho zonas con prioridad peatonal para garantizar el distanciamiento

Los bidegorris urbanos serán utilizados exclusivamente para los peatones

08.05.2020 | 16:04
Planos de los paseos peatonales de Barakaldo

El Ayuntamiento de Barakaldo ha diseñado en ocho barrios del municipio zonas semipeatonales con el objetivo de evitar aglomeraciones en los espacios de paseo habituales y favorecer el distanciamiento social y la convivencia entre peatones y quienes practican deporte sobre bicicletas durante la desescalada del confinamiento por el coronavirus.

Según ha informado la alcaldesa, Amaia del Campo, gracias a esta iniciativa, "todos los barrios contarán con un circuito peatonal cerca en el que poder realizar sus paseos diarios, ya que los que no disponen con zonas de esparcimiento cerca contarán con estos nuevos recorridos urbanos peatonales y semipeatonales".

De esta manera, se han habilitado recorridos en los barrios de zona centro, Rontegi, Arteagabeitia, Lutxana, Llano, La Inmaculada-Cruces, Magallanes- Cruces, Burtzeña, que suponen en total 8.739 metros lineales (8,7 km).

"Tenemos la suerte de contar con espacios apropiados para el paseo en nuestra ciudad, como el paseo de la ría, El Regato, el entorno del BEC, nuestros montes, pero lo cierto es que esta semana hemos notado que estos espacios se nos pueden quedar pequeños para la cubrir la necesidad de pasear y hacer deporte que tenemos todos en estos momentos", ha afirmado la alcaldesa.

Por eso, ha dicho que han trabajo junto al personal técnico para habilitar de manera temporal unos recorridos que "garanticen a los vecinos que lo deseen una más opciones para disfrutar del paseo, garantizando la distancia física entre las personas".

En la zona centro se han habilitado 828 metros lineales (0,8 km), en un recorrido que comprende las calles Fueros, San Juan y Zaballa. Los autobuses de Bizkaibus y Kbus que tengan parada en el Paseo de los Fueros serán desviados en esos horario a la calle Arrandi.

En Rontegi se ha creado un anillo peatonal, de 1.800 metros lineales (1,8 km), que comprende las calles Fueros, Rontegi, María Auxiliadora y la calle Bizkaia, mientras que en Arteagabeitia se podrá pasear por 1.454 metros lineales (1,45 km) por las calles Arteagabeitia, Canarias, Cantabria, Las Illes, Murcia, Axular, Doctor Fleming y Avenida Euskadi, entre los número 26-40.

En Lutxana se han habilitado 1.281 metros lineales (1,28 km), en un itinerario que comprende las calles Zopinpa, Doctor Waksman, Detxepare, Bituritxa, Caserio Ibarre, Thaho, Arriotxe, Elorriaga, Bazigorta, Lekubarri y Errotaberri, mientras que en Llano se podrá caminar entre las calles Teixidor, Sagarrasti, Guridi, Aragües, Turina, Ravel, Llano, Alberdi y Arriaga, con un recorrido de 1.281 metros lineales (1,28 km).

Por La Inmaculada, en Cruces, se han conseguido 610 metros lineales (0,6 km) en un trayecto se concentra en esta misma calle, mientras que en Magallanes-Cruces se han habilitado 1.165 metros lineales (1,16 km) por las calles Albeniz, Magallanes y La Calzada, en el barrio de Burtzeña se podrá caminar 320 metros lineales (0,32 km) en un recorrido por las calles 8 de septiembre y Vega de Tapia.


HABILITADOS DE LUNES A DOMINGO

Los recorridos serán peatonales y, en algunos casos, semipeatonales, ya que se permitirá la entrada y salida de vehículos de los garajes privados. Los coches que circulen por este motivo en el horario establecido con preferencia al peatón deberán hacerlo a una velocidad máxima de 10 kilómetro por hora.

Del Campo ha explicado que, durante las primeras jornadas, han solicitado la ayuda de Protección Civil como apoyo para resolver dudas de las personas en los itinerarios.

Los horarios que se han establecido para estos recorridos, que estarán en marcha a partir de la semana que viene, será de lunes a sábados, de 20.00 a 23.00 horas, y los domingos de 06.00 a 23.00 horas.

Además, se han tomado medidas especiales para mejorar la convivencia entre peatones y ciclistas en las zonas de esparcimiento más comunes en la ciudad como son El Regato y el paseo de la Ría. En ambos espacios, ha dicho, "se reorganizará la circulación de peatones y ciclistas, buscando una mayor seguridad para quienes realicen ambas prácticas".

Para lograrlo, en El Regato las bicicletas circularán por la carretera y los bidegorris de la zona serán temporalmente utilizados exclusivamente por los peatones. "De esta manera, ampliamos el espacio para las personas que caminan y pasean, y mejoramos las condiciones de paseo de los ciclistas que escojan esta enclave para coger aire en esta fase del estado de alarma", ha indicado Del Campo.

En el paseo de la Ría, por su parte, se desviarán las bicicletas por uno de los carriles de la Avenida Altos Hornos, liberando así el paseo de la Ría para uso peatonal.

El resto de bidegorris urbanos también se convertirán en espacios exclusivamente para peatones y se derivará a las bicicletas a la calzada, "con el objetivo prioritario de garantizar el distanciamiento social".

Esta nueva medida de convivencia estará vigente en las mismas franjas horarias que los recorridos urbanos peatonales, de lunes a sábados de 18.00 a 23.00 horas y los domingos de 06.00 a 23.00 horas.

"Hemos hecho un esfuerzo importante para activar esta iniciativa, y esperamos que la ciudadanía pueda aprovecharla recorriendo los barrios de una manera diferente, con más espacios y sin tráfico rodado", ha deseado la alcaldesa, para advertir de que "esto no implica que deban descuidarse las medidas básicas de protección, como son mantener la distancia entre personas y lavarse frecuentemente las manos".