Ezkerraldea

El equipo de gobierno fabril renuncia a su subida salarial

El incremento a aplicar en sueldos que recoge el Real Decreto Ley para este año es de un 2,3%

02.05.2020 | 09:48
La alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, y su equipo renuncian a subirse el sueldo.

La alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, y su equipo de gobierno han decidido no aplicar la subida en sus salarios del 2,3% que recoge para este ejercicio el Real Decreto Ley aprobado por el Gobierno central para el personal del ámbito público. De esta manera, los ediles del PNV y del PSE, formaciones que gobiernan en coalición en la localidad barakaldarra, así como sus asesores y personal administrativo no verán incrementados sus salarios por decisión propia.

Así se visibilizó en el pleno ordinario del mes de abril que se celebró el pasado jueves. En dicha sesión debía ratificarse la subida salarial del 2,3%, una medida que ya se había contemplado en los presupuestos de 2020 y que todo apuntaba que tendría su aprobación definitiva en el pleno del pasado mes de marzo. Esa sesión no se pudo celebrar con motivo de la pandemia del covid-19 y la decisión se trasladó a la sesión de abril. Finalmente, el pleno municipal dio luz verde el jueves a la subida del 2,3% en los salarios del personal público municipal, pero los integrantes del equipo de gobierno indicaron su renuncia a que se les aplicase el incremento "en un ejercicio de responsabilidad ante la situación que se está viviendo actualmente debido a la crisis sanitaria del covid-19", señalaron desde el Consistorio barakaldarra en un comunicado.

De esta manera, la subida salarial sí se aplicará al resto del personal municipal que verán cómo sus sueldos subirán en un 2% en una parte fija, mientras que el 0,3% restante se obtendrá atendiendo a la consecución en el pasado ejercicio del objetivo de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera.

a la espera de decisiones

El equipo de gobierno encabezado por la jeltzale Amaia del Campo ha tomado esta determinación de no subirse los sueldos a la espera de que desde el Gobierno central y Eudel pudiera adoptar alguna decisión en esta materia. Lo cierto es que el covid-19 ha dinamitado los planes que las instituciones locales tenían ya trazados y perfilados para el presente ejercicio y las ayudas urgentes a los más azotados por la crisis sanitaria y económica se han convertido en la prioridad absoluta del día a día municipal. Por ello, en Barakaldo se pospondrán algunos proyectos para ofrecer sustento económico a las diversas iniciativas que deberá llevar a cabo el Consistorio para apoyar a quienes más lo necesitan. Hasta la fecha, Barakaldo ha invertido 5,5 millones desde que se decretase el estado de alarma en medidas excepcionales.