Plentzia se plantea "medidas más restrictivas" contra los botellones

Las concentraciones festivas entre jóvenes continúan sucediéndose cada fin de semana por Euskadi

25.07.2021 | 15:24
La alcaldesa de Plentzia anuncia medidas para frenar los botellones en la playa

El verano avanza y con él, el coronavirus. Los contagios no dan tregua y continúan preocupando, sin embargo, los botellones y la reuniones multitudinarias de jóvenes se siguen sucediendo cada fin de semana incumpliendo las medidas sanitarias y alterando la convivencia entre los vecinos. Los botellones no dejan de ser constantes en Plentzia desde hace varias jornadas y ayer, Elixabete Uribarri, alcaldesa del municipio, advirtió de que los jóvenes están llevando a cabo "una actividad de riesgo".

En estas concentraciones, los desperfectos en el mobiliario urbano son "tristemente una constante" según afirmó la alcaldesa. Además de desperfectos, los botellones desencadenan también episodios de violencia. En la madrugada del sábado dos jóvenes fueron trasladados por los efectivos sanitarios al hospital de Urduliz tras resultar heridos al intentar mediar en una pelea en Plentzia. "Incluso cuando los servicios de limpieza entran a las 6 de la mañana, las personas que forman parte de esas conductas incívicas se enfrentan a ellos y no les dejan acceder a las playas, les agreden", censuró Uribarri.

Dada la situación generada con los botellones y los sucesos que desencadenan, la alcaldesa del municipio reconoció que en los próximos días tratarán de tomar "medidas más drásticas y restrictivas" para evitar este tipo de conductas. Señaló que "acotar espacios tan abiertos no es fácil" pero que tendrán que "valorar con la Ertzaintza y con localidades vecinas otras medidas que tristemente perjudican a ciudadanos que hacen una vida responsable".

Además de Plentzia, otras localidades de Euskadi como Elorrio, Zumaia, Sola, Irun o Mutriku también registraron botellones. En Mutriku, la Ertzaintza identificó la madrugada del domingo, tras recibir una llamada alertando de ruido, a un total de 22 personas por incumplir la normativa cuando realizaban una fiesta en un agroturismo.

En lo que a desorden público derivado de botellones y reuniones festivas respecta, la madrugada del sábado se produjeron tres detenciones en las localidades guipuzcoanas de Donostia, Urretxu y Villabona. Según informó el Departamento vasco de Seguridad, varios jóvenes lanzaron botellas y otros objetos a los agentes de la Ertzain-tza en las tres localidades; en Villabona los incidentes se agravaron llegando a quemar algún contenedor, por lo que fue necesaria la intervención de los bomberos.

En relación a los enfrentamientos, el sindicato Esan denunció los ataques que "día tras día" sufren y ponen "en riesgo la integridad física y en algunos casos hasta la vida de los udaltzainas y ertzainas que actúan en labores dirigidas a garantizar la prevención de aglomeraciones en periodo de pandemia".

A lo largo del fin de semana también ha habido localidades que han respetado las normas. Es el caso de Gasteiz, donde, según afirma Gorka Urtaran, alcalde del municipio, el sábado se vivió una "noche tranquila", ya que, de no haber pandemia, se estarían preparando para las fiestas de la Virgen Blanca. Aunque los gasteiztarras cumplieron con las medidas, Urtaran apeló a la responsabilidad de los ciudadanos pidiendo que "asuman e interioricen todas las medidas sanitarias".

noticias de deia