Los usuarios del albergue de Andra Mari reciben ayudas tras el cierre

Getxo y la mancomunidad de Uribe Kosta habilitaron el polideportivo durante el confinamiento

01.07.2020 | 00:32

Getxo – El albergue provisional habilitado en el polideportivo de Andra Mari ha sido cerrado, pero el Ayuntamiento de Getxo y la Mancomunidad de Uribe Kosta ofrecerán ayudas a las quince personas que permanecían allí para que puedan continuar con sus procesos de integración social.

Este espacio fue el alojamiento, durante el estado de alarma, para personas sin hogar, en riesgo o situación de exclusión social. De sus quince usuarios, tres han sido trasladadas al albergue de la calle Caridad, en Algorta; nueve, al centro invernal disponible en Berango, dos serán atendidas por Sortarazi y una ha encontrado otra opción. De la misma manera, el Consistorio de Getxo y la Mancomunidad de Uribe Kosta –que tienen un convenio de carácter social– han habilitado unas ayudas directas para que estas personas puedan continuar con el trabajo de desarrollo personal realizado durante el confinamiento, iniciar procesos de integración social y evitar que vuelvan a la calle. En este sentido, se ha dado el visto bueno a tres tipos de ayudas. Las primeras, de 1.050 euros, están dirigidas a favorecer el acceso a alojamiento y estancia en el mismo durante tres meses, tiempo suficiente para valorar la situación persona y adecuar un plan de atención personalizada. El segundo tipo de apoyo está destinado a facilitar el reagrupamiento de las personas solicitantes con familiares, y la cuantía dependerá del municipio de destino: 100 euros dentro de la CAV, 200 fuera de la CAV y en el Estado, y 300 fuera del Estado. Y la tercera ayuda, de 300 euros, estará destinada a cubrir necesidades básicas, como alimentación, vestido...

Los requisitos para solicitar este respaldo económico son haber estado albergadas en dispositivos municipales durante el confinamiento, estar empadronadas y/o con arraigo en Getxo o Uribe Kosta, no disponer de otra alternativa ni acceso a las prestaciones del sistema de garantía de ingresos y para la inclusión, no disponer de ingresos y tener un plan de atención personalizado.

Por otro lado, durante el confinamiento, el albergue de la calle Caridad ha contado con 10 plazas y el albergue provisional acondicionado en el polideportivo de Andra Mari con 25 plazas. Se han alojado un total de 33 personas en diferentes momentos, manteniendo una ocupación mínima de quince personas y una máxima de 25. En este período, las personas albergadas realizaron un trabajo de integración social, acompañadas por los servicios sociales, que valoran de manera positiva el desarrollo del mismo. Además, estas personas sin techo no solo durmieron en Andra Mari, sino que podían pasar todo el día en las instalaciones y recibir la manutención, facilitada por el centro de la calle Caridad y gestionada por la ONG Sortarazi.

noticias de deia