UN TOTAL DE 500 EUROS

Urduliz entrega la recaudación del festival solidario a Araitz y Aimar

Un cheque de 505 euros para los dos jóvenes que padecen sendas enfermedades raras

09.02.2020 | 10:25
Javier Bilbao, Itziar Nieto, Araitz Murillo, Amaia Guenetxea, Ramón Astika y Karmen Kareaga.

Un cheque de 505 euros para los dos jóvenes que padecen sendas enfermedades raras

Urduliz - "Este dinero va a ir destinado a comprarle una hamaca de ducha para poder bañarle porque ya no puedo con ella, son 18 kilos y eso que todavía no tiene 3 años, los cumple en octubre", explica Itziar Nieto, madre de la urduliztarra Araitz Murillo, una pequeña luchadora que sufre parálisis cerebral a consecuencia de una meningitis peculiar para la que no hay tratamiento. Precisamente para ayudarle con los costes derivados de todos sus tratamientos, al igual que al joven sopeloztarra Aimar del Pozo, que padece una tetra-parexia, el Ayuntamiento de Urduliz impulsa anualmente un festival solidario. Un evento que tuvo lugar el pasado 31 de mayo y cuya recaudación entregó ayer el Consistorio urduliztarra a las familias de ambos pequeños. En concreto, el alcalde de la localidad, Javier Bilbao, acompañado de la concejala Karmen Kareaga y del responsable del festival Ramón Astika, entregó un cheque de 505 euros que se repartirán apartes iguales entre ambos jóvenes.Araitz Murillo, que ha pasado gran parte de su corta vida de hospital en hospital, en estos momentos se encuentra "bastante estable", según detalla su ama Itziar. "Ahora estamos probando diferentes cosas, como la equinoterapia con caballos, le van a poner unas prótesis dinámicas pediátricas tipo D.A.F.O, que proporciona un buen control del pie, y estamos a la espera de que le miren los de la ONCE la vista para operarle porque le salen unos bultitos y se le enquistan y estamos a la espera de ponerle unas gafas y de que, poco a poco, vaya para adelante", señala. Además, destaca su evolución a nivel de estado de ánimo. "Ahora se le nota cuando está contenta, antes no sonreía ni nada", detalla. A nivel alimenticio también ha experimentado algunas mejoras. "Sigue comiendo por gastroscópia y ahora ha empezado también por la boca. La mordida es lo que más le sale en vez de la deglución, pero qué le vamos a hacer...", añade.

Por su parte, la madre de Aimar, Amaia Guenetxea, apunta que en octubre le harán "una nueva infiltración" y a partir de ahí se verá. "Creemos que igual le queda por hacer una cirugía más, pero todavía no sabemos", concluye.

Festival solidario