"La mesa de negociación se ha convertido en imposición" en Durango

60 trabajadores del Ayuntamiento de la villa se movilizan contra el equipo de gobierno para defender sus derechos

17.12.2020 | 01:15
Un grupo de trabajadores que tomaron parte en las protestas, instantes antes de la salida de la alcaldesa.

 Más de medio centenar de trabajadores del Ayuntamiento de Durango se plantaron el miércoles y mostraron su malestar y desacuerdo con el equipo de gobierno, liderado por EH Bildu y Herriaren Eskubidea, lamentando la actitud de "imposición" que prima en el Consistorio durangarra. La concentración tuvo lugar en el hall del acceso al salón de plenos, minutos antes de que la mesa político-sindical se reuniera para tratar la compleja situación. Portando mensajes como Langileak errespetatu, Inposaketarik ez o Langileon akordioa bete (respetar a los trabajadores, no a las imposiciones o cumplir el acuerdo de los trabajadores) el descontento entre los alrededor de sesenta empleados municipales congregados era patente minutos antes de las 10.00 horas. Y es que los trabajadores, entre otros aspectos, lamentan los cambios de horario de un día para otro, la falta de conciliación familiar y la no contratación de más personal o la ruptura del convenio negándose a abonar primas a jubilaciones. "Entendíamos que con un equipo de gobierno de tintes supuestamente de izquierdas, llegar a entendimientos podría ser más fácil y lo que nos hemos encontrado es que la mesa de negociación se ha convertido en mesa de imposición y de negación", lamentó Jon Ander Zelaia, portavoz del sindicato del ELA.

Descontentos con la forma de actuar del equipo de gobierno, la asamblea de trabajadores municipales se reunió el pasado viernes y decidió llevar a cabo esta protesta. En este sentido, desde ELA quisieron dejar claro que "detrás de estas protestas están la mayoría de los trabajadores, a los que no les ha quedado otra que movilizarse para defender sus derechos, sus puestos de trabajo, su futuro y el de sus familias". El sindicato también añadió que "por nuestra parte la disposición ha sido total a la negociación para llegar a acuerdos y evitar estas movilizaciones. Al equipo de gobierno decirle que negociación no es igual a imposición", recalcaron molestos.

Tras la primera protesta del miércoles, tampoco se descartan nuevas movilizaciones "aunque confiamos en que la actitud del equipo de gobierno cambie y cedan en determinadas cuestiones que solicitamos", reclamaron desde ELA.

Carta viral
 

Desde el pasado lunes está circulando por redes sociales una carta en nombre de un trabajador municipal en el que relata cómo se está viviendo esta situación en el día a día. El escrito explica que "ya hace un año y medio que en el Ayuntamiento de Durango entraron a gobernar dos nuevos partidos. Entró a gobernar la izquierda. Un nuevo gobierno que algunos trabajadores del Ayuntamiento y sus organismos recibimos con cierto entusiasmo, al entrar nuevas ilusiones, nuevos proyectos y nuevos aires, que nos hicieran ilusionar y motivar en nuestro trabajo diario como servidores públicos. Yo mismamente fui una de esas personas".

La carta continúa denunciando que "hoy, año y medio después de aquellas palabras, entre los trabajadores del Ayuntamiento y sus organismos lo que hay es todo lo contrario. Lo que tenemos es intranquilidad, tensión, miedo, desconfianza... Palabras que nada tienen que ver con aires nuevos e ilusionantes. En el Ayuntamiento ha desaparecido cualquier entusiasmo, y todo se resume en el por orden de€", recoge el escrito, añadiendo que el equipo de gobierno de Durango "se ha puesto el traje de empresario para pisar derechos de los trabajadores, pasando por encima hasta del convenio".

Sin embargo, este no es el único frente abierto en el Ayuntamiento ya que los trabajadores de Durango Kirolak pertenecientes a la empresa Sport Studio que imparten actividades en la sala fitness, han vuelto a mostrar su malestar ante el nuevo pliego para la subcontratación del servicio. Se encuentran también "disgustados", ya que "el precio de esta licitación es bastante más bajo que el presentado hace dos años.