Durango pone en marcha la entrada de día en las piscinas

Hasta ahora, la reserva estaba únicamente disponible para las personas abonadas

30.07.2020 | 00:22

Desde la jornada de ayer, los durangarras que no disponían de abono para las piscinas municipales de Tabira podrán adquirir la entrada de día. Esta será una de las grandes novedades que se aplicarán en las instalaciones de verano, tras la apertura de las mismas el pasado 15 de junio. Y es que hasta la fecha, sólo podían realizar reservas los abonados. A partir de ahora, todas las personas interesadas podrán hacer uso de las piscinas de Tabira solicitando la entrada de día previamente a través de la página web www.durangokirolak.net.

En lo que al funcionamiento se refiere, la reserva de entrada se podrá realizar el mismo día que se quiera acudir a partir de las nueve de la mañana. De esta forma, lo que persiguen desde Durango Kirolak es que los abonados tengan preferencia para hacer la reserva desde el día anterior. En este sentido, los interesados en hacer uso de esta nueva alternativa de entrada de día deberán de abonar cuatro euros y el pago se deberá realizar en la propia página web. "Estamos intentando adaptarnos a esta nueva situación de la manera más eficiente posible. Así las cosas, tuvimos la oportunidad de abrir las piscinas de verano antes que en otras localidades, y ahora hemos intentado dar un paso más. Aunque sea con todos los inconvenientes que ha generado la situación actual, hemos intentado hacer una oferta de ocio estival digna para las y los durangueses", explicaron representantes municipales.

Del resto de medidas que se tomaron este verano destacan un aforo limitado a 1.000 personas y los dos turnos establecidos mañana (9.00 horas a 14.30 horas) y el de tarde (15.30 horas a 21.00 horas). En ese espacio de una hora se suelen cerrar las piscinas para realizar labores de desinfección. Además, en la piscina grande se habilitan cinco calles para nadar en los siguientes horarios: 9.00 horas a 11.00 horas y de 20.00 horas a 21.00 horas.

Por otro lado, se estableció que los usuarios deberán asegurarse de que al situarse en el jardín se respete una distancia de dos metros. Asimismo, se pueden utilizar los vestuarios sin ducharse y está permitido el uso de sillas en el recinto.