Surbisa ofrecerá por primera vez ayudas para la mejora de la eficiencia energética

El Área de Regeneración Urbana primará el apoyo a las familias vulnerables

01.12.2021 | 00:11
La rehabilitación de los edificios se extiende a toda la ciudad.

El área de Regeneración Urbana del Ayuntamiento de Bilbao contará con un presupuesto para el año 2022 de 1.520.000 euros para la rehabilitación de edificios residenciales, cantidad a la que se sumará otra partida de 200.000 euros, ya que Surbisa gestionará, por primera vez en toda la ciudad, una ayuda ordinaria destinada a apoyar actuaciones de mejora de la eficiencia energética. "Tenemos muy en cuenta el lado más humano y ofrecemos acompañamiento a las comunidades y fomentamos la cohesión social en aquellos barrios que más nos necesitan porque así entendemos la regeneración urbana, abordar el aspecto material pero también el social y el medioambiental, mejorando así la calidad de vida de nuestros vecinos". Nora Abete, concejala de Regeneración Urbana, señaló ayer martes que es la primera vez que el Área gestiona una partida ordinaria destinada a toda la ciudad, tras la experiencia acumulada por la gestión de las ayudas extraordinarias por la pandemia, el Plan Renove de Vivienda, recogidas en el Plan Bilbao Aurrera.

Por primera vez


La partida de 200.000 euros que se destinarán por primera vez a la subvención de actuaciones de mejora de la eficiencia energética en toda la ciudad tiene como objetivo los vecinos de Bilbao "apuesten por una rehabilitación más eficiente, y logremos así una reducción de la demanda de energía y de las emisiones de CO2". Además del presupuesto, Surbisa ha aprobado también una modificación de las bases reguladoras de las ayudas para la rehabilitación y mejora de edificios residenciales, viviendas y locales 2022-2023. Como las ayudas a la rehabilitación que concede Surbisa son complementarias a las concedidas por el Gobierno vasco, la sociedad de rehabilitación ha adaptado sus criterios a los que recoge el ejecutivo autónomo en su nueva normativa fechada en septiembre, con el objetivo de aprovechar las sinergias y equilibrar el reparto de subvenciones.

Atendiendo a esa complementariedad, y teniendo en cuenta que el Ejecutivo autónomo ha aumentado de manera importante la protección a las comunidades propietarias, Surbisa ha podido poner el foco en otras líneas de apoyo como son la protección de familias vulnerables cuando las obras en sus edificios alcanzan altos importes de inversión, así como a la incentivación de otros supuestos como son la restauración de miradores de madera en otros elementos singulares como es la sillería de los edificios o la retirada del amianto. Con estas mejoras, Surbisa aumenta las ayudas una media del 10% por actuación para los próximos dos años.

En cuanto a las líneas de apoyo, Abete indicó que hay ayudas directas por obra protegida a conceder, a fondo perdido, en los supuestos de rehabilitación de elementos comunes o de la envolvente de un edificio que albergue un uso residencial se concederá directamente a la propiedad. Como novedad se recogen la ayuda para obras que el Gobierno vasco no subvenciona por no alcanzar un mínimo de presupuesto pero que las Comunidades Propietarias deben realizar, normalmente, por motivos de seguridad.

La entidad municipal, ventanilla única de otras administraciones, informa y gestiona también las ayudas a la rehabilitación recientemente aprobadas por Gobierno vasco.

noticias de deia