El nuevo obispo de Bilbao apela a recuperar la "autoridad moral de la iglesia católica"

Joseba Segura resalta durante su homilía en la catedral de Santiago la importancia de "llegar a nuevas personas"

03.07.2021 | 13:26
Joseba Segura Etxezarraga ha posado con los feligreses que han acudido a su nombramiento en la catedral de Santiago

Joseba Segura Etxezarraga, de 63 años, tomó posesión ayer como nuevo obispo titular de la Diócesis de Bilbao, en un acto eucarístico en el que llamó a "recuperar la autoridad moral" de la Iglesia católica. "Hay críticas justas y algunas injustas. Pero las críticas, incluso las injustas recibidas con humildad ayudan siempre", dijo.

La trayectoria vital de Joseba Segura se ha enriquecido gracias a su cercanía con feligreses de muy diferente condición que han logrado ahondar en el ADN de sencillez que tiene el nuevo obispo de Bilbao. Por eso se dirigió a todas las personas congregadas en la catedral de Santiago para confesar que "las críticas fortalecen al pastor que quiere mejorar, porque sabe lo que le falta para tener la autoridad del maestro". El nuevo obispo de Bilbao confesó, poco antes de entrar en la catedral para tomar posesión de su nueva responsabilidad, que se sentía tranquilo a pesar de la importancia de la celebración. 
 
El nuncio apostólico transmitió a los presentes el saludo del papa Francisco y agradeció la labor desarrollada durante los últimos 25 años por los dos anteriores obispos de Bilbao, Mario Iceta, ahora arzobispo de Burgos, y Ricardo Blázquez, hoy al frente del Arzobispado de Valladolid. Ambos asistieron a la ceremonia, junto al cardenal Juan José Omella, presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Barcelona, y el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid. 


SÉPTIMO OBISPO DE BILBAO


Joseba Segura recogió de manos del nuncio apostólico el báculo episcopal y se sentó en la cátedra, momento en que tomó posesión como séptimo obispo de Bilbao desde la constitución de la Diócesis en 1949. En la homilía, el nuevo obispo titular llamó a recuperar esa autoridad "desde lo que somos" y añadió: "asumamos el reto de construir propuestas significativas para el mundo", con el fin de que el mensaje "llegue a nuevas personas". En este sentido destaco que el Evangelio es el que "contiene la verdadera autoridad". 
 
Segura pidió también que "no pongamos demasiada energía en señalar las contradicciones, las debilidades de otros, los signos de ignorancia, la desintegración de convicciones humanistas, los peligros que pueden aparecer... no quedemos paralizados habitando en cementerios. Mejor asumamos el reto de decir y construir propuestas significativas para el mundo. Con convicción, con autoridad", ha pedido. 
 

Segura señaló que "se pierde credibilidad cuando del dicho al hecho hay gran trecho" y añadió que la gente podrá "no estar de acuerdo con algunas propuesta, pero al menos –dijo– que perciban en nosotros una sincera y desinteresada preocupación por sus anhelos y sufrimientos, que sientan que verdaderamente nos importan como personas". 
 
El obispo pidió también dar valor a la comunidad, "convencidos de que en la apertura a los otros, a los distintos y débiles de manera especial, nos jugamos la esencia de nuestro ser humanos y, ahora más que nunca, incluso nuestro futuro colectivo". El rito litúrgico de toma de posesión del nuevo obispo finalizó con el canto del himno de la Virgen de Begoña, patrona de Bizkaia. 
 
Al acto, además de los representantes institucionales de la Iglesia católica, estaban invitadas representaciones de otros cultos, como pastores de la Iglesia Luterana de lengua alemana y de la Iglesia Evangélica, un sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Rumana y otro de la Iglesia greco-católica, de rito oriental, junto al presidente de la Federación Islámica del País Vasco. 
noticias de deia