Bilbao inaugura el nuevo parque de La Floresta en el barrio de San Adrián

Bilbao inaugura en el barrio de San Adrián para los vecinos un espacio de última generación

20.01.2021 | 12:37

Antaño bajar con los niños al parque suponía que montaran en unos viejos columpios o hicieran cola en el tobogán abollado mientras las amatxus esperaban sentadas en un vetusto banco de madera. Hoy, acudir a unos de estos espacios públicos supone todo un abanico de posibilidades dirigidas no solo a los infantes, también se piensa en los mayores, los jóvenes y la gente que simplemente quiere hacer deporte al aire libre. Todo ello envuelto con última tecnología como cargadores de móviles solares o iluminación empotrada a ras de suelo para marcar recorridos peatonales.

Son los parques urbanos de última generación como el inaugurado el miércoles en San Adrián. El alcalde Juan Mari Aburto y parte de su corporación conocieron las excelencias del parque de La Foresta cuya renovación lo ha convertido en un espacio acogedor y con multitud de diferentes usos, nada que ver con su origen. La modernización a una versión 4.0 se ha efectuado dividiéndolo en tres zonas diferenciadas con nuevas instalaciones y servicios actualizados.

La mayor superficie es el espacio verde cuyos árboles se han respetado renovando además el pavimento con dos acabados para diferenciar las zonas de estancia y las de paso. También, se han colocado asientos en los parterres, y una iluminación especial empotrada a poca altura para bañar el suelo de luz.

La segunda zona remozada es la plaza donde ha quedado una superficie diáfana, salvo el espacio ocupado por el árbol central, y con bancos alrededor. Aquí había árboles enfermos por lo que se han eliminado y la sombra en verano la aportará una nueva pérgola que, además, conecta la plaza con las otras dos zonas. Bajo la estructura además se han instalado los primeros elementos biosaludables cubiertos, esos aparatos de gimnasia que tantas personas mayores utilizan cada día más.

Por lo que respecta a la parte del ocio también consta de una zona a resguardo donde se han colocado los juegos infantiles divididos por edades y que se cerrará durante la noche. La cubierta es de diseño singular al contar con diferentes alturas y combinar los colores amarillo, verde y azul con los del pavimento de la zona infantil.

El área al aire libre tiene la polivalencia como valor añadido. Se han colocado toboganes, aprovechando el desnivel de la ladera, así como un área de escalada para los txikis, una cancha de baloncesto creará afición y una grada será un punto de encuentro para los jóvenes del barrio. El punto tecnológico lo aporta un cargador de móviles solar y la más secular de las tradiciones de los parques urbanos la protagonizan varias mesas con tablero de ajedrez incorporados.

noticias de deia