Bilbao aprueba provisionalmente su plan urbanístico con amplio consenso

El alcalde, Juan Mari Aburto, se ha reincorporado para impulsar el futuro de Bilbao

18.12.2020 | 12:00
El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, se ha reincorporada en el pleno que ha aprobado provisionalmente el plan urbanístico

El alcalde, Juan Mari Aburto, ha presidido este viernes el pleno de aprobación provisional del Plan General de Ordenación Urbana de Bilbao, el instrumento más importante para el desarrollo de una ciudad. Aburto, convaleciente desde hace un mes por una operación de cadera, ha querido reincorporarse en esta sesión dada la importancia de este asunto.

"Estamos en un momento histórico para la ciudad", ha señalado muy satisfecho del amplio respaldo que ha obtenido el documento. "Solo tres concejales de 29, los de Elkarrekin Podemos, han votado en contra de este plan y lo quiero poner en valor porque es mérito de todas y todos". Tanto el Partido Popular como Euskalerria Bilbao se han abstenido en la votación gracias a la incorporación de parte de sus propuestas al modelo de ciudad. Elkarrekin Podemos, que ha votado en contra, ha tachado de "ligeros acuerdos para salvar conciencias", los acuerdos alcanzados por sus compañeros de la oposición. La portavoz de EH Bildu, Jone Goirizelaia, ha lamentado que Elkarrekin Podemos se haya desmarcado y ahora se sientan "celosos".

PGOU DE BILBAO

El Bilbao del futuro será respetuoso con el Pagasarri, Artxanda, Zorrotzaurre, Bolueta€ ordenará los núcleos rurales, se desclasificarán los suelos, promoverá las viviendas de protección para responder a los nuevos ciudadanos sin colonizar más del 58% de la superficie, se vertebrará la ría, protegerá los barrios e impulsará una área central atractiva y vertebrará la ría. Con perspectiva de género, respetando el medio ambiente y apostando por una movilidad sostenible la ciudad avanzará en el siglo XXI con una nueva hoja de ruta.

El Plan General de Ordenación Urbana aún deberá pasar un último trámite antes de su aprobación definitiva en junio o julio de 2021 una vez haya recibido la Declaración Ambiental Estratégica del Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno vasco y el informe favorable de la Comisión de Ordenación del Territorio del País Vasco, a la que han informado todas aquellas instituciones y entidades públicas que podrían verse afectadas por el nuevo planeamiento.

SISTEMA PARTICIPATIVO

Su tramitación se ha prolongado durante nueve años en los que más de 4.000 ciudadanos han hecho sus aportaciones. Fruto de este sistema participativo así como de las propuestas incorporadas por PP y EHBildu, la hoja de ruta que seguirá Bilbao en los próximos años apuesta por una ciudad "más verde, más amigable con las personas mayores y los jóvenes". El alcalde Juan Mari Aburto asume que es un ciudad pequeña con la "tenemos que ser respetuosos". Así "no renunciaremos a los corazones de barrio apostando por una ciudad atractiva en su núcleo central".

CRITERIOS FUTUROS

El modelo urbanístico que se plantea en el nuevo PGOU es según ha expuesto el concejal de Planificación Urbana, Asier Abaunza, "el resultado de la fusión e integración de los objetivos urbanísticos propiamente dichos con los relacionados, entre otros, con la sostenibilidad, la lucha contra el cambio climático y la respuesta a las demandas y necesidades de la ciudadanía, como por ejemplo la inclusión de la perspectiva de género en la planificación urbana".

Según ha añadido "todas ellas son cuestiones indisociables de una compleja realidad en la que necesariamente ha de situarse el nuevo Plan con el fin de dar una respuesta comprometida y responsable a las demandas y necesidades urbanísticas de Bilbao y de su ciudadanía en el citado horizonte aproximado de 15 años".