Los 1.450 veladores que se ofertan todo el año también se sumarán a las fiestas

El Ayuntamiento trabaja con un Plan Director para ordenar estos espacios

09.02.2020 | 07:01

BILBAO - Las nuevas terrazas que se habilitarán en Bilbao durante Aste Nagusia se sumarán a las que ya están operativas el resto del año. En Bilbao hay más de 1.450 espacios de ocio gestionados por bares y restaurantes, la mayor parte de las cuales están ubicadas en las zonas de Abando e Indautxu, con 437 zonas y Casco Viejo, con 130.

El Ayuntamiento de Bilbao considera las terrazas un elemento de valor a mantener en la oferta de ocio de la ciudad, pero desde hace unos meses su objetivo es adaptar su presencia en el espacio público, evaluándolas anualmente atendiendo a los cambios que se producen en una ciudad dinámica como Bilbao. Por este motivo, el Consistorio trabaja proyectos por calles para mejorar el equilibrio en el uso del espacio público, comenzando por las que el modelo matemático con el que se ha elaborado el Plan Director de Terrazas define como prioritarias.

Para ello, se ha contado con la colaboración de los comerciantes, vecinos y los propios hosteleros de la ciudad que han trasladado también sus inquietudes al respecto.

Una vez el Área tuvo concluido el Plan Director de Terrazas que marca los objetivos que se perseguirán en su reordenación definitiva, en diciembre se inició la aplicación de este plan en las calles Ledesma, Licenciado Poza, Plaza Nueva y Jardines, por ser los tramos de calle detectados como prioritarios por el Área de Obras, Servicios, Rehabilitación Urbana y Espacio Público. En la actualidad hay autorizaciones que deben adaptarse a una realidad diferente de la que existía en el momento de su otorgamiento. Y también existen casos de incumplimiento. Ambas circunstancias generan en algunos casos desequilibrios, y en otros, posibilidades de mejora. Estos son los aspectos que se intentarán corregir de ahora en adelante.

Primeros pasos El primer paso que se dio en este sentido fue reforzar el cumplimiento. Los incumplimientos principales pasan por no respetar el horario permitido, tener más mesas y sillas de las autorizadas o que no sea visible la autorización de la terraza en el local.

En paralelo se puso en marcha el proceso para adecuar las autorizaciones a las condiciones cambiantes de la ciudad. El Consistorio precisa de un sistema de reevaluación de las autorizaciones atendiendo a nuevas variables, como por ejemplo, zonas de la ciudad que dejan de funcionar y otras que adquieren demasiado éxito, nuevos usos en el entorno, entre otros aspectos.

En las primeras inspecciones realizadas el Ayuntamiento de Bilbao corrigió las deficiencias subsanables en 16 terrazas del Casco Viejo. Se realizaron un total de 165 inspecciones y los incumplimientos detectados subsanables fueron corregidos.

Las inspecciones se enmarcan dentro de una campaña municipal destinada a conseguir un modelo más equilibrado entre la actividad residencial, hostelera y comercial.

Ante el primer incumplimiento, los inspectores municipales realizan un apercibimiento, levantan acta, e informan de las consecuencias de no cumplir con la autorización en 48 horas. Ante un segundo incumplimiento, se elimina la autorización para la terraza y durante un mes no podrá pedir otra, no pudiendo colocar terraza.

Ante un incumplimiento reiterado, se eliminará la autorización para disponer de la zona de ocio en la calle, no pudiendo pedir una nueva durante los siguientes seis meses y se impondrá una sanción económica que puede ir desde 750 a 3.000 euros. Según indicaron fuentes municipales, a día de hoy, todas las terrazas han subsanado los incumplimientos constatados en los apercibimientos.

noticias de deia