Nueva norma de plusvalía en Bizkaia para el segundo semestre de 2022

La Diputación vizcaina asegura que no cabe retroactividad tal y como concreta la sentencia del TC

22.11.2021 | 12:26
La sentencia del TC ha revolucionado el impuesto de plusvalía que se cobra por la compra venta de viviendas.

El diputado foral de Hacienda y Finanzas, José María Iruarrizaga, ha avanzado este lunes que la Diputación de Bizkaia pretende aprobar una nueva norma foral sobre el impuesto de plusvalía en el segundo semestre del próximo año. Todo ello una vez que la comisión de trabajo interinstitucional creada en el seno de Órgano de Coordinación Tributaria de Euskadi (OCTE) concluya los trabajos que ya ha iniciado.

Iruarrizaga ha comparecido en la comisión correspondiente de Juntas Generales a preguntas de los grupos de EH Bildu y Elkarrekin Bizkaia sobre el impacto de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el impuesto de plusvalía. La nueva norma tampoco implica retroactividad ya que se adapta a lo dictado por el alto tribunal, ha aclarado Iruarrizaga.

El diputado foral ha resumido la norma foral ya aprobada y publicada en el Boletín Oficial de Bizkaia con caracter de urgencia, defendiendo este procedimiento "porque podían pasar de tres a cuatro meses con un vacío en el que no se podría haber liquidado el impuesto".

Como ya se adelantó hace una semana, la norma aprobada modifica la determinación de la base imponible con el objeto de que se aproxime a la realidad del mercado inmobiliario, reconociéndose la posibilidad de que los ayuntamientos corrijan a la baja los valores catastrales del suelo en función de su grado de actualización.

Asimismo, se establecen unos coeficientes máximos, determinados en función del número de años transcurridos desde la adquisición del terreno, que serán actualizados anualmente teniendo en cuenta la evolución de los precios de las compraventas realizadas.

SIN FISURAS

Con ello, según ha especificado se consigue "una sujección sin fisuras para que esté sujeta a la interpretación jurisdiccional del principio constitucional de capacidad económica" de los Ayuntamientos.

Iruarrizaga aportó algunos datos extraídos de las estadísticas del Eustat "ya que este es un impuesto que gestiona cada ayuntamiento y sobre el que la Diputación no tiene competencia". Así según los datos aportados por los municipios en 2019 los derechos reconocidos por este tributo en los Ayuntamientos de Bizkaia han sido de 20 millones de euros, lo que han supuesto una recaudación neta de 18,6 millones de euros. Esto ha supuesto el 3,31% de los ingresos propios y1,22% de los ingresos totales.

Son 82 los municipios vizcainos que aplican el tributo ya que es un impuesto voluntario, hay 30 que no lo cobran porque no es obligatorio hacerlo.

Sobre la retroactividad del impuesto, Iruarrizaga ha especificado que "no serán objeto de revisiones" lo ya cobrado copiando lo que dice el TC. Según ha concretado "la sentencia dice que esto es inconstitucional desde siempre y a partir de ahí no cabe retroactividad porque son hechos que se han devengado antes de la sentencia y si no son firmes no cabe retroactividad".

Ha asegurado que de momento ninguna institución ni organismo "ha concretado un procedimiento de retroactividad que encaje con la sentencia del TC". En el grupo de trabajo del OCTE "nadie lo ha puesto encima de la mesa", ha concluido.

noticias de deia