Bizkaiko Txakolina confía en que la producción crezca un 10%

Se espera una recolección “en las fechas habituales” tras los 2.358.000 kilos recogidos el año pasado

12.10.2021 | 00:14

Galdames – La Denominación de Origen estima que la cosecha de este año puede ser un 10% superior a la del año pasado, en la que se recogieron 2.358.000 kilogramos de uva, según informan desde Bizkaiko Txakolina. Prevén "una vendimia dentro de los parámetros habituales en los viñedos, tanto en fechas, entre finales de septiembre y principios de octubre, como en cantidad y características de la uva, lo que proporcionará dentro de unos meses un txakoli de Bizkaia con sus características más clásicas", lo que avala las impresiones del viñedo Torre Loizaga de Galdames.

La cosecha "viene precedida de un verano que ha sido seco, frío y con poca insolación, lo que ha provocado que la maduración de la uva se haya producido en las fechas habituales en Bizkaia, a diferencia de las dos campañas anteriores en las que se adelantó".

Enkarterri se enmarca en la denominada zona uno –engloba también Ezkerraldea–, con cinco de las 37 bodegas vizcainas que forman parte de la Denominación de Origen Bizkaiko Txakolina. Salpicada de valles, el área más occidental de Bizkaia posee un clima "más extremo y un variado paisaje de bosque, prados y plantaciones", con una tradición muy arraigada en Zalla, Galdames, Muskiz y Balmaseda.

En la demarcación de Uribe "conviven desarrollo industrial, residencial y superficies agrarias" que dan lugar a "quizás la comarca con una mayor extensión de suelo agrícola, a lo que se suma una orografía más suave y un clima más benigno". En Bakio, Gatika, Gamiz-Fika, Lezama, Larrabetzu, Zamudio, Derio o Sondika se asientan catorce bodegas, el número más elevado en comparación con otras zonas.

Urdaibai concentra siete bodegas de Bizkaiko Txakolina que "salpican todo el entorno diseminado en pequeñas parcelas de Gernika, Muxika o Busturia". El hecho de hallarse en las proximidades de una Reserva Natural de la Biosfera hace que "se rija por una estricta normativa de protección medioambiental que garantiza la pervivencia del entorno natural".

En Lea-Artibai "se pueden encontrar dos bodegas elaboradoras, situadas en los términos municipales de Markina-Xemein y Mendexa". Un paisaje "montañoso y forestal con escasos núcleos urbanos".

Nervión "se encuentra intensamente industrializado en el curso medio y bajo del río, mientras que en su parte alta, nos encontramos con municipios en los que predomina el entorno rural". Cinco bodegas se distribuyen entre Orozko, Orduña, Artea y Zaratamo.

Por último, Durangaldea se distingue por "su clima atlántico con temperaturas algo más frías que la media de Bizkaia". Cuatro bodegas que producen Bizkaiko Txakolina se reparten en Durango, Elorrio y Amorebieta.

noticias de deia