ÚLTIMA HORA
Euskadi registra 907 nuevos positivos, 476 de ellos en Bizkaia

"En la segunda convocatoria de selectividad casi no tienes posibilidades"

Alrededor de 560 estudiantes vizcainos tratan de aprovechar su última oportunidad para entrar en la carrera de sus sueños

06.07.2021 | 14:05
Estudiantes en la puerta la Escuela de Ingeniería de San Mamés esperando a entrar al examen de selectividad

Verano y vacaciones son dos conceptos que suelen ir unidos, sobre todo entre los estudiantes. Sin embargo, los 1.117 estudiantes de Bachillerato y 47 que han completado un Ciclo Formativo de Grado Superior de Euskadi, cifra que supone un aumento del 28% respecto al año pasado (905), han tenido que posponer su periodo de descanso.

La Evaluación de Acceso a la Universidad se desarrolla durante tres días, desde este martes hasta el jueves día 8, en cinco tribunales instalados en los tres campus de la UPV/EHU. De todos los alumnos, 563 han sido convocados al campus de Bizkaia, que ha convertido la Escuela de Ingeniería de San Mamés en uno de los campos de batalla en el que muchos tratarán de aprovechar su última oportunidad para entrar a la carrera de sus sueños. La prueba se realiza también en el Aulario del Edificio Las Nieves del Campus de Araba y el Centro Ignacio María Barriola del Campus de Gipuzkoa.

Neskuts Telletxea, de 17 años, confía en poder entrar en Magisterio, pero admite que no lo tiene fácil porque se trata de un grado con muy pocas plazas, por lo que tiende a llenarse en la primera convocatoria. "En la segunda no tienes casi posibilidades salvo que saques mucha nota. Yo espero entrar el año que viene con la calificación de este, que creo que me va a dar de sobra", aclara Telletxea. Confiesa también que la asignatura que más le asusta es Historia "sin duda" porque son seis temas y "nunca sabes cual va a entrar en el examen".


TERCERA CONVOCATORIA


Dinar Kacem, quien a sus 18 años ya va por su tercera convocatoria y es toda una veterana en selectividad, se muestra igual de desconfiada con la asignatura, "es la que más miedo me da, no importa cuanto haya estudiado, siempre pienso que voy a suspender". En junio Kacem sacó un 12,5, una nota excepcional que garantiza la admisión a la mayoría de carreras, pero no a Medicina. "Necesito un 12,8, y eso si no baja. Así que aquí estoy otra vez. Espero llegar, a la tercera va la vencida", dice. Como este año las plazas ya están completas, tiene intención de seguir la estrategia de Telletxea y entrar el año que viene. "Si no me llega no voy a la voy a volver a hacer el año que viene, haré enfermería y ya está, o eso digo ahora", bromea la estudiante.

En el polo opuesto se encuentra Gorka Aretxederra, quien tiene la intención de estudiar el grado superior de Administración y Finanzas y ha decidido hacer la selectividad por si acaso. "No tengo ninguna carrera pensada, pero ya que estoy la hago. La nota no me preocupa demasiado porque no me hace falta para nada, pero creo lo llevo bien, aunque siempre se puede llevar mejor", comparte Aretxederra. A diferencia de sus compañeros, asegura que entra con la guardia más alta al examen de Matemáticas, "es la que más miedo me da, pero después de ver la prueba de junio creo que la voy a poder sacar sin demasiados problemas".


ENTRE LA UNIVERSIDAD Y FP


Por último, Erik Vives reconoce también que la Formación Profesional es una buena salida, aunque su preferencia es la carrera de Educación Infantil. "La FP la tengo como plan B, pero seguramente entre a la licenciatura porque con aprobar me basta", asegura. Del mismo modo, coincide con la mayoría de sus compañeros con su temor al examen de Historia. "La que peor llevo es Inglés, pero la que me da más miedo es Historia, es mucho temario y puede pasar cualquier cosa", concluye Vives.

noticias de deia