La Estrategia Joven de la Diputación de Bizkaia ha atendido en tres años a 1.287 personas jóvenes

Son jóvenes vulnerables o en exclusión que reciben apoyos para lograr una vida autónoma

12.05.2021 | 14:17
La Estrategia Joven de la Diputación de Bizkaia ha atendido en tres años a 1.287 personas jóvenes

Dar apoyo, ayuda, acompañamiento, formación y consejo a jóvenes en situación de vulnerabilidad, que carecen de apoyos familiares o que han sufrido violencia machista supone "proteger el futuro de nuestra sociedad", ha asegurado la diputada foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad, Teresa Laespada en la presentación del balance de la Estrategia Joven. Esta iniciativa, que facilita el tránsito a la vida adulta de personas en exclusión, ha atendido desde su inicio en julio de 2018 a 1.287 jóvenes.

En sus casi tres años de vigencia, la Estrategia ha proporcionado una larga serie de recursos y ayudas para favorecer que jóvenes vulnerables, muchos de ellos llegados a la mayoría de edad tras haber sido tutelados por las instituciones, logren desarrollar una vida autónoma, plena y digna.

Teresa Laespada ha indicado que de las 1.287 personas de entre 18 y 23 años atendidas hasta ahora, 724 continúan en el programa. El 81% de las 574 que ya lo han abandonado "han cumplido con los objetivos que se propusieron total o parcialmente". Esto supone –ha puntualizado la diputada– que han adquirido "facultades para conducirse de forma autónoma". La mayor parte de los chicos y chicas que han conseguido su emancipación con el apoyo de la Diputación, han salido con un trabajo y una vivienda, así como con capacidad para vivir autonómamente y sin tutela administrativa.

EN SITUACIÓN DE DESVENTAJA


Teresa Laespada ha querido resaltar la voluntad, la resiliencia y las ganas de "volar" de estos jóvenes que no solo se enfrentan a las dificultades comunes de las personas de su generación para conseguir una vida autónoma, sino que parten de una situación de desigualdad y desventaja que aumenta exponencialmente sus desafios.

"No es difícil imaginar que la situación se torna tremendamente compleja cuando abordamos a esa parte de la juventud marcada por la desigualdad y la desventaja social. Jóvenes que parten casi desde su nacimiento, o a lo largo de su infancia, de condiciones de desigualdad. Esa juventud que cuando cumple 18 años no tiene una familia acogedora que le permite seguir formándose y transitar hacia la vida adulta, con aciertos y equivocaciones", ha asegurado. Laespada ha lamentado que estos jóvenes, tanto autóctonos como extranjeros, "ni siquiera tienen derecho a equivocarse".

Para acceder a la Estrategia Joven los jóvenes vulnerables tienen tres vías: desde el Servicio de Infancia de la Diputación de Bizkaia al llegar a la mayoría de edad; como víctimas de violencia machista; y por ser personas que, previa valoración, se dictamina que están en situación de exclusión.

La Estrategia, que prácticamente es un programa a la carta adaptado a la situación de cada persona, ofrece apoyo en la formación para el empleo y la orientación laboral, también facilita –en colaboración con la UPV/EHU– la educación universitaria, proporciona vivienda o plazas residenciales, atención en centros de día, atención social, psicosocial e intermediación. Además se da apoyo a la vida independiente con atención personal, atención jurídico-administrativa y participación comunitaria. Toda una serie de prácticas y recursos para "dar respuesta a los anhelos de estos jóvenes", ha concluido la diputada foral.

noticias de deia