Inspección impone 22 sanciones a las residencias de Bizkaia

Medio centenar de centro han requerido de la bolsa de trabajo foral para cubrir bajas de profesionales desde marzo

27.01.2021 | 15:57
Pleno de las Juntas celebrado hoy en Gernika

Los servicios de Inspección de la Diputación han sancionado a 22 residencias de Bizkaia por no adoptar las medidas necesarias para frenar la expansión del coronavirus en los centros. Desde el comienzo de la pandemia, estos profesionales han realizado más de 4.000 labores inspectoras, según ha detallado hoy el diputado de Acción Social, Sergio Murillo, que también ha señalado que medio centenar de residencias han requerido de la bolsa de trabajo articulada por la institución foral para cubrir las bajas de los trabajadores contagiados.

Murillo ha comparecido en el pleno de las Juntas Generales celebrado hoy en Gernika a petición de EH Bildu para explicar las medidas adoptadas en las residencias de Bizkaia para hacer frente a la "preocupante situación" que se vive en esos centros. Su apoderada Izaskun Duque ha recordado que, en las últimas semanas, "se han encadenado en ellas brotes de gran relevancia" y que la evolución de los casos positivos "sigue aumentado, no parece que estemos doblegando la curva".

El diputado de Acción Social ha explicado que, desde que comenzó la segunda ola, en materia de prevención se han activado 21 técnicos de prevención y control de la infección, que apoyan a las residencias en materia de sectorización o uso de EPI, y cinco equipos de respuesta rápida que han realizado más de 22.500 PCR preventivas que permitan detectar positivos entre trabajadores que, "sin tener síntomas, pueden tener coronavirus y estar transmitiéndolo sin saberlo".

Esos técnicos han realizado asimismo 1.226 visitas presenciales a los centros para controlar y supervisar que los centros han adoptado las medidas necesarias para prevenir los contagios. De ellas se han derivado 73 requerimientos formales y se han abierto 22 expedientes sancionadores.

También se han realizado 530 entrevistas telefónicas a familiares, para supervisar que podían mantener contacto con los residentes; se han recibido 1.560 llamadas de familias y centros, a algunas de las cuales se ha respondido "de forma casi inmediata, en menos de 24 horas", y se han respondido 364 quejas relacionadas con la pandemia.

En total, Murillo ha señalado que se han realizado más de 4.000 actuaciones inspectoras desde marzo para comprobar que los cuidados que se prestan en ellas cumplen las medidas sanitarias necesarias. "No ridiculice los datos", ha pedido a la apoderada de EH Bildu.

BOLSA DE TRABAJO


El diputado ha hecho también referencia a la bolsa de trabajo que se activó el 3 de abril para cubrir las bajas que se producen en las residencias al contagiarse sus trabajadores o tener que guardar aislamiento por ser contacto estrecho de un positivo. "Hemos estado preocupados en que a las personas usuarias se les proveyeran los cuidados suficientes", ha apuntado. Ese mismo día se realizó además la primera prueba PCR para que "los profesionales que pudieran estar de baja por sospecha o por infección, pasada la cuarentena pudieran confirmar que no tenían ya el virus y acudir a trabajar. Necesitábamos que ellos y ellas siguieran cuidando a esas personas en situación de dependencia".

En esa bolsa de trabajo hay hoy 3.172 profesionales inscritos, entre profesionales médicos (20), de enfermería (52), de integración social (456) y gerocultores y auxiliares de geriatría (1.956). Un tercio de las residencias autorizadas (52 de las 154) han recurrido a ella, remitiéndoles 339 candidatos para reemplazar a su plantilla.

noticias de deia