Pleno de las Juntas Generales

Habrá partida foral en 2021 para el metro a Galdakao

Rementeria advierte de que será "casi imposible" que las obras puedan empezar el año que viene

25.11.2020 | 12:48
Unai Rementeria

El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, advirtió de que será "casi imposible" que las obras para llevar el metro a Galdakao empiecen el próximo año. Sin embargo, reiteró el "firme compromiso" de la Diputación con esta infraestructura ferroviaria, así como con su ampliación también a los barrios del sur de Bilbao, por lo cual reservará una partida "de mínimos" para este fin en los presupuestos forales de 2021.

Rementeria compareció en el pleno de las Juntas Generales a petición de EH Bildu, cuyo apoderado Raúl Méndez le preguntó, en relación a sus manifestaciones sobre la financiación del metro a Galdakao con fondos europeos, si mantendrán su compromiso con esas inversiones aunque no lleguen esas ayudas.

El diputado general reafirmó el compromiso con el metro de la institución foral, pese a que las competencias en materia de infraestructuras ferroviarias recaen en el Gobierno vasco, destinando este año 45 millones para el suburbano y el Consorcio de Transportes de Bizkaia. "La Diputación quiere llevar el metro a Galdakao y a los barrios del sur de Bilbao: Iraulegi, Zorrotza, Basurto, Rekalde e Irala", destacó.

Sin embargo, y respecto al proyecto para llevar el metro a Galdakao y el hospital de Usansolo, advirtió de que la pandemia "también ha condicionado los plazos" que se habían planteado en un principio. El Gobierno vasco, continuó, "que es la Administración competente para llevar a cabo esos trabajos", prevé contar con el estudio informativo, junto al de la prolongación al sur de Bilbao, antes de final de año y aprobarán el primer trimestre de 2021, "con unos meses de retraso sobre el planteamiento inicial". Sin embargo, admitió que son meses suficientes "para hacer casi imposible el inicio de cualquier obra" a lo largo del próximo ejercicio.

"Va a ser imposible porque después de la aprobación inicial de los estudios informativos tiene que haber un plazo de alegaciones, se tiene que hacer una aprobación definitiva... Y después comienzan los trámites para los proyectos constructivos, que probablemente llevarán todo ese año y más. Esta es la realidad de los plazos", reconoció.

Rementeria quiso recordar su compromiso para incluir en el presupuesto de la Diputación de 2021 una partida para empezar esas obras, adelantando que, "aunque lo veamos muy difícil, por no decir casi imposible", se reservará en las cuentas una partida "de mínimos ante la posibilidad de que algo de trabajo se pueda realizar".

Así, finalizó reiterado el compromiso "firme" de la Diputación con estos dos proyectos. "Lo tenemos que hacer de forma eficiente, aprovechando al máximo las infraestructuras actualmente existentes, y buscando la solución que dé servicio a un mayor número de personas; en el caso de Galdakao conectando al metro a los usuarios de Euskotren procedentes de Busturialdea y Durangaldea, y en el caso de Bilbao, conectando a la red de metro todos los barrios del sur e incluso la línea de Feve de Enkarterri", enumeró.

Por su parte, el alcalde de Galdakao, Iñigo Hernando, lamentó que el proyecto de ampliación acumule "años y años de promesas incumplidas" y pidió a las instituciones que den prioridad a esta obra, con independencia de que reciba o no financiación externa. "Hay que darle prioridad como un proyecto que es una deuda histórica", exigió.