Once apartaderos para camiones eliminarán la congestión viaria en Arratia

Diputación y Puerto de Bilbao acometen una obra que será estrenada en 2022

12.03.2020 | 08:18
Infografía de uno de los once apartaderos que serán construidos en la carretera N-240 a su paso por el valle de Arratia.

Santurtzi - A partir del verano de 2022 las habituales retenciones viarias ocasionadas en el valle de Arratia por los transportes especiales que circulan a baja velocidad por la carretera N-240 serán historia. La construcción de once apartaderos, zonas técnicas donde los conductores de los largos tráileres tendrán obligación de parar y permitir el paso de turismos, es la solución elegida por la Diputación Foral de Bizkaia y el Puerto de Bilbao, como principal destino de estos transportes largos, más lentos y muy difíciles de adelantar por los turismos.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao (APB), Ricardo Barkala, y el diputado foral de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales, presentaron ayer el proyecto que licitará y construirá la Diputación con dinero aportado por el Puerto. Está previsto un monto de 2,3 millones de euros, "una cantidad bastante superior a la estimada al principio", reconoció Pradales. Un aumento basado en que el proyecto ha pasado de las nueve zonas inicialmente previstas a las actuales once, que estarán ubicadas a lo largo de los 23 kilómetros de la carretera que une Zeanuri y Bedia.

Todas las zonas serán construidas en dirección a Bilbao y cada apartadero será único, al tener que adaptarse a la orografía y a la disponibilidad del terreno, las dos razones por las que su ubicación salpica sin distancia fija el vial. Una señalización adecuada informará a los camioneros dónde deberán estacionar temporalmente sus tráileres para que, una vez superada la congestión, puedan seguir su trayecto.

La anchura de estas áreas de parada irán desde los 5,5 a los trece metros, con longitudes que oscilan entre los 107 metros, la más corta, y los 243, la más prolongada. Unos espacios que utilizarán, por ejemplo, los largos tráileres que acarrean hélices y pilares de los molinos eólicos que la empresa Gamesa fabrica en la localidad navarra de Aoiz y exporta a todo el mundo a través del puerto de Santurtzi.

Pradales explicó que "la mayoría de estos transportes especiales viajan de noche, pero también los hay que por necesidades técnicas circulan de día, aunque para ello necesitan un permiso especial". Es en esa autorización donde la Diputación obligará a los camioneros a tener en cuenta el interés general del tráfico para que estacionen en las nuevas áreas, de manera que se disuelvan las caravanas que puedan provocar.

El diputado foral concretó que "la afección directa de este tráfico especial a los vecinos de los entornos urbanos de la zona de Arratia nos obligaba a actuar de la mano a ambas instituciones".

Barkala coincidió con Pradales al afirmar que "mejorar la accesibilidad de los transportes es esencial para mejorar la competitividad del Puerto de Bilbao y también de nuestro tejido empresarial". El presidente de la APB aportó datos para avalar como los muelles están especializados en estas grandes estructuras. "El pasado año recibimos 4.099 piezas especiales", con dimensiones máximas tan espectaculares como 500 toneladas de peso, setenta metros de largo, 7,5 metros de anchura y ocho metros de altura.

Miles de camiones diarios Aunque no todos, muchos de estos transportes singulares circularon por el valle de Arratia, al ser la única vía alternativa gratuita a la circulación por la AP-68 con peaje. Este carácter de uso libre supone que la N-240 soporte un tránsito de 5.000 vehículos diarios de media entre lo alto del puerto de Barazar y Zeanuri, de los que un 33% son camiones y tráileres. Una cifra que aumenta entre Lemoa y Usansolo hasta los 15.700 vehículos , con un 13% de transporte pesados. "Dependiendo del tramo, esta carretera soporta el paso de entre 2.100 y 3.500 camiones al día", detalló Barkala.

El convenio firmado por ambas instituciones fue aprobado el martes por el consejo de gobierno foral y tendrá que ser ratificado por el consejo de administración de la APB y también por Puertos del Estado. Estas aprobaciones tendrán lugar antes de que la Diputación saque a concurso las obras, que, según indicó Pradales, espera adjudicar en noviembre próximo. Por delante quedarán 19 meses de obras.

El diputado también informó de que el ente foral invierte actualmente 5,2 millones de euros en esa misma N-240 para mejorar su tránsito y beneficiar a los vecinos de Lemoa y Zeanuri gracias a los trabajos que efectuados en su entorno urbano.

Al detalle

noticias de deia