ETS identificará los puntos negros de las estaciones de Euskotren y el tranvía

Elaborará un inventario para mejorar la falta de visibilidad y accesibilidad

05.03.2020 | 01:29
La estación de Kurtzea, en Lezama, cuenta con un nuevo paso superior. Foto: José Mari Martínez

Bilbao – Eusko Trenbide Sarea (ETS), el ente del Gobierno vasco que acomete todas las obras ferroviarias, identificará los puntos negros de todas las estaciones de Euskotren y del tranvía. Este mismo año elaborará un inventario que permitirá determinar las obras necesarias para terminar con la falta de visibilidad o accesibilidad que puedan presentar alguna de las 118 instalaciones en Euskadi.

El estudio se enmarca dentro del cuarto Plan para la Igualdad de Mujeres y Hombres, definido para el periodo 2018-2021, de ETS, y se alinea con el compromiso de la entidad con las políticas que integren la igualdad entre mujeres y hombres. "La iniciativa parte a propuesta del Grupo de Igualdad, en el que participamos de forma activa una decena de personas en representación de los diferentes departamentos del ente", explica su Iratxe Ibáñez. "Lo que queremos es reforzar la incorporación de la perspectiva de género en el diseño y remodelación de estaciones para detectar posibles puntos negros existentes en estaciones y sus accesos".

Los resultados de este estudio, prosigue Ibáñez, permitirán definir un plan de intervención para la eliminación paulatina de los puntos negros, "estableciendo criterios y prioridades de actuación en los próximos años". Este mapa permitirá identificar y actuar en aquellos puntos que presenten dificultades por falta de visibilidad, aislamiento o accesibilidad, y que, por tanto, provoquen una mayor sensación de inseguridad en la ciudadanía, en especial las mujeres.

Así, se identificarán en primer lugar en las estaciones los espacios oscuros o que presenten sombras por falta de iluminación o una iluminación inadecuada, zonas aisladas o estaciones solitarias, las que tengan falta de vigilancia, donde existan largos pasillos en los intercambiadores o el acceso a la calle, pasos subterráneos, lugares de acceso único, mala señalización o construcciones que den lugar a espacios trampa, recovecos, escondites y esquinas. Tras ello, se realizará un diagnóstico de la situación de cada uno de ellos para finalmente realizar una propuesta de actuaciones, que deberán estar valoradas económicamente. Para realizar el trabajo se visitarán todas las estaciones y sus accesos, realizando un reconocimiento visual exhaustivo para elaborar una ficha descriptiva de cada una de ellas, incluyendo documentación gráfica tanto diurna como nocturna.

ETS acaba de sacar a licitación, por 145.200 euros, la realización de este mapa, que se prolongará durante nueve meses por lo que estará finalizado el próximo año.

"Ya se aplica"No es la primera vez que se aborda esta cuestión desde la entidad. "ETS ya aplica la perspectiva de género en todos y cada uno de los proyectos que llevamos a cabo", puntualiza la responsable del Grupo de Igualdad, "tanto en obra nueva como en aquellas que suponen una mejora de la red existente. El estudio nos va a ayudar mucho a mejorar pero no estamos con los brazos cruzados". A modo de ejemplo, cita la construcción de un paso superior con ascensor para pasar de andén a andén en la estación de Kurtzea, en Lezama, que hasta ahora se hacía por un paso inferior. "A veces se trata de obras complejas y otras son cuestiones más sencillas, como mejorar la iluminación o podar arbustos. Estamos en ello", finaliza Ibáñez.

noticias de deia