EN LA SEGUNDA JORNADA DE HUELGA

Nadie se quedó en tierra

La terminal vizcaina operó los 143 vuelos previstos, a pesar del seguimiento del 100% de la huelga, según el comité

09.02.2020 | 09:13
Pasajeros observan las movilizaciones realizadas ayer por los trabajadores de Aena en el aeropuerto de Loiu.

La terminal operó los 143 vuelos previstos, a pesar del seguimiento del 100% de la huelga, según el comité

LOIU. El temor a no poder despegar sobrevoló ayer el ambiente del aeropuerto de Loiu. Sin embargo, nadie se quedó en tierra. La segunda jornada de huelga -la prevista el pasado día 7 se suspendió como gesto de buena voluntad negociadora- de los trabajadores de Aena en el aeropuerto de Bilbao, convocada por CC.OO., ELA, LAB y USO para denunciar el aumento de la carga de trabajo, fue secundada por el 100% de los trabajadores, lo que no impidió que operasen todos los vuelos.

El sábado se comunicó que una veintena de vuelos podían verse afectados por la nueva jornada de huelga, sin embargo, las operaciones se realizaron con normalidad. El paro fue secundado por la totalidad de la plantilla, formada por cerca de 157 personas -entre Aena y Enaire-, que se ocupan de tareas como la señalización, operaciones, atención al cliente o bomberos. Los servicios mínimos cubrieron las necesidades operativas del aeropuerto con alrededor de 16 trabajadores integrados en los servicios mínimos que cumplieron ayer con su jornada laboral y cubrieron casi la totalidad de los puestos para una jornada festiva como la de ayer, en la que habitualmente suelen operar 18 trabajadores en Loiu, según explicó el portavoz del comité de huelga, José Manuel Lorenzo.

Por este motivo, el comité de huelga acusó a Aena de volver a "incumplir los servicios mínimos" establecidos por el Ministerio de Fomento, como ya denunciaron en la jornada de huelga del pasado 1 de julio. "La huelga ha tenido un seguimiento masivo, si bien es cierto que hay un hecho diferencial que es que Aena ha decidido vulnerar el derecho a la huelga, incumpliendo la resolución de servicios mínimos de Fomento operando vuelos que no estaban protegidos por la resolución", señaló Lorenzo.

De este modo, ayer al mediodía los pasajeros de la terminal vizcaina se vieron sorprendidos por el sonido de las sirenas. No se trataba de ningún simulacro ni aviso de evacuación, sino de los trabajadores de Aena. El paro convocado fue de 24 horas y detrás de una pancarta que rezaba "Respect for workers (Respeto para los trabajadores)", recorrieron la terminal gritando consignas como: "Así, así, ni un paso atrás, esta pelea la vamos a ganar", "Jo ta ke, irabazi arte", "Si esto no se arregla, leña, leña, leña", "Si esto no se apaña, caña, caña, caña" o "Si no hay solución, no sale ni un avión".

Según explicó el portavoz del comité, los trabajadores designados para los servicios mínimos fueron "obligados" a realizar "cargas de trabajo que no se corresponden con los servicios mínimos". En este sentido, Lorenzo recordó que este asunto "ya está judicializado porque la semana pasada ya sucedía lo mismo y el lunes (por hoy) se verá lo que el juez dictamina en el juicio respecto a esta situación creada por parte de Aena de incumplir los servicios mínimos".

Por otro lado, Lorenzo confirmó que en las "últimas horas" Aena les propuso volver a sentarse en la mesa de negociación y mostró su disposición a "volver a negociar". "Por nuestra parte siempre ha habido voluntad de negociar", agregó. Respecto a las reivindicaciones de los trabajadores, destacó que lo que solicitan es "empleo, empleo y empleo". "El incremento de las cargas de trabajo y de la actividad tiene que ir acompañado de una generación de empleo que permita desarrollar la actividad en unas condiciones de normalidad", detalló. Asimismo, Lorenzo destacó que la voluntad de los trabajadores es que este escenario "no se prolongue mucho en el tiempo", pero para ello solicitan que Aena haga "un ejercicio de responsabilidad" y respete "el derecho de los trabajadores a la huelga", aporte "soluciones a los problemas de cargas de trabajo" y, or tanto, desean que "a la mayor brevedad posible el aeropuerto recupere la normalidad".

NUEVOS PAROS

Aunque en un principio estaban programados nuevos paros para hoy, concretamente de 18.00 horas a 0.00 horas, como gesto de voluntad negociadora, el comité de huelga decidió ayer suspenderlos. De este modo, afirmaron que "la voluntad negociadora es absoluta". Precisamente también desconvocaron la huelga prevista para el 7 de julio, tras la primera que hicieron el día 1, ante la perspectiva de que se pudieran acercar posturas en ese encuentro, que finalmente resultó "fallido". Por ello, en una asamblea posterior de los trabajadores decidieron por unanimidad seguir adelante con la huelga de este domingo.

Fuentes de Aena precisaron que ayer estaban programados 143 vuelos con 22.078 pasajeros en el aeropuerto de Loiu y para hoy hay un total de 155, con un total de 24.308 pasajeros. Sobre esta línea, -aunque ayer solo se desconvocó los paros previstos para hoy-, siguen en pie las huelgas de 24 horas programadas para los días 21, 25, 28 y 31 de julio, así como los días 4, 11, 15, 18, 25 y 31 de agosto, y el día 1 de septiembre. Igualmente se han convocado paros de seis de la tarde a medianoche el 24 de julio y el 1 y 14 de agosto. Por último, la primera jornada de huelga, celebrada el pasado 1 de julio, provocó la cancelación de una veintena de vuelos y dejó en tierra a cerca de 3.200 personas. La de ayer no provocó afecciones a la operatividad del aeropuerto.