43 días de huelga indefinida

Trabajadores de las pasarelas de Loiu vuelven a movilizarse

Denuncian que la empresa ha sancionado a ocho de los trece  trabajadores

09.02.2020 | 04:19
Varios viajeros esperan dentro de una de las pasarelas a ingresar en un avión de KLM adosado al ‘finger’. Foto: Borja Guerrero

Denuncian que la empresa Dimaim Systems ha sancionado a ocho de los trece  trabajadores

BILBAO. Los empleados, pertenecientes a la empresa Dimaim Systems, han  recorrido el aeropuerto encabezados por una pancarta en la que se  podía leer "Por unas condiciones dignas".

Fuentes del sindicato CSIF han señalado a Europa Press que  alrededor de 150 personas han participado en esta protesta y se han  querido sumar a las reivindicaciones de estos 13 trabajadores.

Las mismas fuentes han indicado que han recibido una carta de los  controladores aéreos en la que les muestran su apoyo, que es "de  todos, salvo de la dirección y empresa".

Asimismo, han afirmado que no tienen noticias de la empresa y han  calificado de "amenaza farol" el anuncio que les realizó el pasado  día 13 de dejar de prestar el servicio a partir de la siguiente  semana tras ser sancionada por Aena como consecuencia de la huelga  indefinida que lleva a cabo la plantilla desde el pasado día 17 de  abril.

Fuentes del CSIF han señalado que el servicio se sigue prestando y  son los propios trabajadores los que lo realizan durante los  servicios mínimos establecidos.

Los empleados y la dirección de la empresa habían alcanzaron un  principio de acuerdo para acabar con el conflicto, pero  posteriormente. Según han explicado fuentes de CSIF, los responsables  de Dimaim Systems anunciaron a los trabajadores que, tras ser  sancionados por Aena por no cumplir la prestación del servicio iban a  abandonar el mismo y daban por roto el preacuerdo.

Asimismo, el sindicato ha señalado que la empresa, por su parte,  ha sancionado a ocho de los trece trabajadores por no cumplir con el  procedimiento interno que se ha establecido para cumplir los  servicios y, en el caso de tres de ellos, con sanciones muy graves  que pueden conllevar despidos. Por su parte, los trabajadores alegan  que están cumpliendo esos servicios de acuerdo a lo que establece el  Ministerio de Fomento.