Bilbao Basket 98-99 Betis

Para acabar, tiro en el pie

El Surne Bilbao Basket desaprovecha las derrotas del Gran Canaria y el Murcia y se queda sin 'play-off' tras caer en la prórroga ante el Coosur Betis (98-99) víctima de sus propios errores

14.05.2022 | 23:38
Delgado pugna por la posición en la zona con Pasecniks.

Al Surne Bilbao Basket le pasó lo peor que le podía pasar en la jornada que echaba el cierre a la temporada regular de la Liga Endesa. Necesitaba una carambola para que la noche acabara en celebración desatada, para que su magnífico curso recibiera la calificación de matrícula de honor con la clasificación para el play-off, pero dentro de la complicada ecuación que necesitaba fue él mismo el que no supo hacer los deberes ante un Coosur Betis que jugó desatado, sin ninguna presión tras tener asegurada la permanencia. Perdió el Gran Canaria en casa contra el Real Madrid, algo que entraba dentro de la lógica, tropezó el UCAM Murcia delante de sus aficionados ante el Casademont Zaragoza, algo que sonaba a más difícil aunque los maños se jugaban la salvación, pero lo que parecía lo más asequible fue lo que finalmente acabó destrozando el sueño y dejando en Miribilla una desagradable sensación de tristeza. A los hombres de negro se les escapó su propio partido en la prórroga (98-99). Y ocurrió por sus propios errores, que dieron demasiada vida a un rival que los aprovechó con sumo gusto.

Ese mal endémico que ha sido durante todo el curso el desacierto desde la línea de tiros libres tuvo mucho peso específico en la derrota (20 de 35 este sábado), también la floja noche desde más allá de la línea de 6,75 (28%). Además, tras dominar el encuentro casi de principio a fin, a los de Álex Mumbrú les faltó algo más de dureza para impedir que la calidad individual de los de Luis Casimiro pudiera ejercer de elemento desequilibrante y en ese ecosistema tanto Shannon Evans, con 29 puntos, como B. J. Johnson, con 23, se movieron como tiburones en el agua del Bilbao Arena.

E incluso en esas circunstancias rozó el conjunto vizcaino el éxito absoluto, aunque lamentablemente se encargó de darse un tiro en el pie. Con 78-75 a minuto y medio del final permitió hasta cuatro rebotes ofensivos béticos en la misma jugada para que Evans estrechara márgenes. Y lo peor estaba por llegar. Rafa Luz falló un tiro libre con el 80-77 a 28 segundos del final, otros dos con 80-79 a falta de 18 segundos y después de que Evans igualara a 81 a cinco segundos de la conclusión del tiempo reglamentario el propio brasileño tuvo la gloria en sus manos. Andrew Goudelock falló un triple, el balón llegó a manos del base, absolutamente solo debajo del aro, pero inexplicablemente su bandeja se salió tras golpear dos veces en el aro. Prórroga. En el tiempo extra, el 89-88 fue el canto del cisne. Un triplazo de Evans puso en ventaja a los visitantes, Ludde Hakanson y la Mini-Mamba fallaron dos lanzamientos con el 91-93 ya dentro de los últimos 30 segundos y se acabó lo que se daba porque el Coosur Betis sí que tuvo instinto asesino y resolvió, a diferencia de los locales, con absoluta pulcritud desde la línea de tiros libres para amargar la noche a su rival.

El conjunto vizcaino ingresó en cancha como un torbellino y en dos minutos y medio firmó un magnífico 9-0. Con la defensa seria y solidaria, con estrecha vigilancia sobre Evans, Delgado y Goudelock lideraron el ataque y a Casimiro no le quedó más remedio que detener el duelo con un 13-2. Los verdiblancos despertaron tras dos triples de Evans y Cvetkovic, pero los anfitriones no titubearon pese a perdonar varias acciones ofensivas favorables y cerraron los diez minutos iniciales en ventaja (20-12).

Sin embargo, el creciente acierto triplista del Betis, personificado en Johnson, instaló la igualada en el marcador en poco más de un minuto (20-20). Hakanson volvió a dar aire a los suyos, pero en el bando rival Evans supo activar las opciones de Pasecniks cerca del aro y la contienda se convirtió en un intercambio de golpes. El regreso a la acción de Delgado y un triple de Gytis Masiulis volvieron a estirar el luminoso hasta el 39-30, pero el conjunto andaluz se enganchó al partido con Evans empezando a sentirse cómodo. El Bilbao Basket llegó al ecuador de la contienda con un 43-41 favorable, pero necesitaba mejorar para ser más sostenible.

En la reanudación, los de Mumbrú tiraron de Damien Inglis y Goudelock para estirar su renta, pero lo lograron a medias (56-49) porque se dejaron por el camino cuatro tiros libres en otros tantos minutos y porque Johnson y Evans no estaban por la labor. Dos triples de Jonathan Rousselle y Masiulis amagaron con impulsar el demarraje definitivo (63-52 a 3:54 del final del tercer cuarto), pero tras una antideportiva muy rigurosa de Álex Reyes Evans lideró un 2-12 para que el encuentro llegara equilibrado (65-64) a sus diez minutos finales.

Los de Casimiro se pusieron por primera vez en ventaja con el 68-69 y Jacob Wiley y Pepe Pozas haciendo daño, entre Delgado, Inglis y un triple de David Walker recuperaron el control del partido para los locales (78-75), pero fue insuficiente. Luz perdonó la vida al Betis en los segundos finales del tiempo reglamentario, la prórroga la resolvieron entre Evans y Johnson y el sueño del play-off acabó esfumándose en Miribilla.

noticias de deia