Un estreno impactante de Khyri Thomas en el Bilbao Basket

Khyri Thomas firmó en Gasteiz el mejor debut de un jugador llegado al Bilbao Basket con la temporada en marcha

15.12.2021 | 00:27
Khyri Thomas tuvo un debut brillante en el derbi ante el Baskonia.

EL derbi del pasado sábado dejó un reguero de estrenos en el Surne Bilbao Basket que dejaron, al menos, un regusto de cierta ilusión. Tres jugadores de la cantera (Gonzalo Basterrechea, Iker Chacón y David Monge) coincidieron en el último minuto, un episodio, siquiera anecdótico, que no había ocurrido nunca. También se estrenó Stefan Peno, con mucho más trabajo del previsto por culpa de las lesiones y las ausencias en la batería exterior del equipo bilbaino. Pero, sobre todo, el debut más impactante con la camiseta negra fue el de Khyri Thomas, que enseñó algunas de las virtudes por las que se le ha fichado y, además, protagonizó una actuación en el aspecto ofensivo que muchos no esperaban.

Normalmente, no se espera tanto ni en Bilbao ni en ningún sitio de un jugador que llega nuevo a un equipo y que se estrena con solo unos pocos entrenamientos con sus nuevos compañeros. Sin embargo, el jugador de Nebraska acabó con 23 puntos en 26 minutos con buenos porcentajes, lo que se tradujo en el mejor debut de un jugador que llega al Bilbao Basket con la temporada avanzada. Solo hay un precedente similar en la historia del equipo en la máxima categoría ya que esa misma cantidad de puntos, aunque en 31 minutos, anotó Rodney White en la temporada 2006-07. Claro que el ex número 3 del draft de la NBA solo jugó ese y dos partidos más en el equipo que dirigía Txus Vidorreta.

También tuvo mucho impacto inicial Damon Johnson, que llegó al Bilbao Basket en la 22ª jornada de la primera campaña del club en la ACB y metió 17 puntos en su debut. En su tercer partido, el estadounidense con pasaporte islandés logró 24. También Martin Rancik o Andy Panko, en su segunda etapa, necesitaron un periodo de adaptación hasta aportar lo que se espera de un refuerzo que con la temporada en marcha debe dar un salto de calidad. Lo mismo ocurrió el curso pasado con John Jenkins, que llegó en la 15ª jornada y con 14 puntos fue importante para lograr el triunfo en Fuenlabrada. Luego, su nivel decreció algo, aunque sus 28 puntos fueron decisivos para ganar al Betis en Miribilla diez jornadas después. Al final de temporada, el de Tennessee fue clave con sus aciertos para lograr la agónica permanencia.

Si ya sorprendió la buena primera parte de Damien Inglis en su debut en Valencia, Khyri Thomas puso los dientes largos a los seguidores del Bilbao Basket porque firmó algunas acciones defensivas muy destacadas, pero tampoco rehuyó lanzar a canasta, lo que hizo con acierto. Tras la lesión de Rousselle, tuvo que compartir algunos minutos la dirección de juego con Bigote, se llevó un fuerte golpe en la mandíbula y así no es de extrañar que acabara el partido extenuado, no en vano era su primeros minutos de la temporada en un choque oficial. Seguramente, sea aventurado pensar que Thomas no será capaz de mantener el nivel que mostró en el Buesa Arena de forma habitual, pero su estreno como hombre de negro dejó claro que puede ser un jugador importante en los esquemas de Álex Mumbrú. Y en las condiciones en las que se encuentra el Bilbao Basket, con su perímetro muy mermado, tiene que serlo al menos durante unos cuantos partidos más.

El jugador de Nebraska estuvo activo en defensa y acertado en ataque y acabó el partido extenuado tras disputar 26 minutos


noticias de deia