El Surne Bilbao Basket cae en la cancha del Joventut en el estreno del nuevo curso (85-79)

Los de Mumbrú han hecho la goma durante tres cuartos, pero un balón perdido en el último minuto con 81-79 ha fulminado sus opciones de triunfo

18.09.2021 | 20:22
Ängel Delgado intenta colgarse del aro del Joventut

El Surne Bilbao Basket no ha sido capaz de inaugurar su nueva denominación y el concurso baloncestístico 2021-22 con victoria y ha caído por 85-79 en su visita al Joventut en un partido en el que ha hecho la goma en los tres últimos cuartos para morir ahogado en la orilla en un último minuto al que ha llegado con 81-79 en el luminoso y balón en su poder. Sin embargo, una pérdida de balón y un triple de Joel Parra en la siguiente jugada han acabado frustrando a los de Álex Mumbrú, notables en el esfuerzo pero con carencias en algunas lecturas defensivas que han dado excesivas facilidades para sumar puntos sencillos a jugadores punzantes como Pau Ribas, Derek Willis o Vladimir Brodziansky. En las filas vizcainas, han brillado la muñeca de Valentin Bigote, el buen hacer de Regimantas Miniotas y el trabajo interior de Ángel Delgado, pero ha pesado la irregularidad de Andrew Goudelock, autor de triplazos pero con problemas a la hora de echar el balón al suelo, la toma de decisiones en momentos importantes y el hecho de jugar tantos minutos por detrás en el luminoso ante un rival tan enérgico y físico como el de Carles Duran. Era el primer choque de la campaña y, evidentemente, queda mucho por ajustar y afinar. Y, en apariencia, hay mimbres para conseguirlo.

En un duelo que ha amanecido con ritmo, ambos equipos han dejado claras de inicio sus respectivas propuestas ofensivas, con los bilbainos tratando de suministrar balones a sus interiores en las distancias cortas y Durán optando por jugar con sus cinco efectivos abiertos y apostando por posiciones exteriores. Ha empezado dominando el Joventut (5-0), pero ha respondido de inmediato el Surne Bilbao Basket aprovechando la efusividad reboteadora de su pívot dominicano, quedando la contienda con un guion de intercambio de golpes que ha continuado hasta el final. La movilidad de Willis ha dado buenos réditos a los anfitriones, pero dos triples seguidos de Álex Reyes y Gytis Masiulis han amagado con permitir el despegue de los 'hombres de negro', abortado por dos tiros libres fallados por Jonathan Rousselle.

Por contra, la entrada en escena de Ante Tomic, anunciado como baja la víspera por una lesión de la mano, ha cambiado el panorama del partido. El pívot croata ha liderado un parcial de 7-0 entre el final del acto inaugural y el arranque del segundo y los de Mumbrú, con Withey acelerado y Goudelock ofuscado por la defensa de Albert Ventura, que le llevó incluso a cometer una antideportiva por pura frustración, han pasado a asumir el papel de perseguidor (25-19 a 6:27 del descanso). Las muñecas de Masiulis, atrevido, y Miniotas, resolutivo, han pasado a ser el principal recurso del Surne Bilbao Basket, pero ha sido el Joventut el que ha llevado la voz cantante gracias a cuatro bandejas en el segundo cuarto de Ribas, comodísimo ante la floja defensa de Ludde Hakanson. Pese a todo, las ventajas de los verdinegros no pasaban de los seis puntos y una canasta del sueco y un triple de Miniotas sobre la bocina del descanso han colocado el marcador en el ecuador de la contienda en un 38-37 que ha dejado absolutamente todo por resolver.

HACIENDO LA GOMA


En la reanudación, una mala puesta en escena de los visitantes ha vuelto a dar aire al Joventut. Dos faltas de Delgado, una pérdida de balón castigada por Guillem Vives y una técnica sobre Mumbrú han cristalizado en otro parcial de 7-0 que ha colocado un peligroso (45-37). El técnico de los 'hombres de negro' ha apostado por mezclar a sus dos 'cuatros', Miniotas y Masiulis, en su juego interior por la tercera falta del dominicano y ante la necesidad de frenar la movilidad de Brodziansky y Willis y a pesar de que dos triples de Luz y Goudelock han mantenido firme a un Surne Bilbao Basket que llegaba a sufrir un par de desventajas de nueve puntos, la goma en el marcador se ha hecho cada vez más peligrosa y por momentos ha amenazado con romperse. Brodziansky ha hecho mucho daño en las distancias intermedias y la 'Penya' ha viajado con asiduidad a la línea de tiros libres, pero entre Bigote, Álex Galán y un triple de Tomeu Rigo han mantenido a los de Mumbrú en partido, con un 62-58 a diez minutos del final que visto lo visto no sonaba a mala noticia.

La contienda ha seguido por derroteros parecidos hasta el final. Ni el Joventut la acababa de romper pese a los intentos de Willis y Ventura ni el Surne Bilbao Basket conseguía nivelar el marcador con los triples de Goudelock y Luz. Malos tiros y faltas innecesarias han lastrado a los de Mumbrú, a los que un inquietante 75-68 ha amenazado con colocar la soga al cuello a 5:20 del final. Los visitantes se han refugiado en una zona 3-2 y dos buenas defensas y dos triples seguidos de Bigote han abierto el horizonte de la esperanza (75-74). Rousselle ha fallado un triple para empatar el duelo, pero un 'dos más uno' suyo marca de la casa ha sido vital para que el partido llegara con un 81-79 al minuto final. Mumbrú ha apostado por darle el balón a Goudelock, pero una pérdida bilbaina y un triple de Parra en la siguiente jugada han dado carpetazo al asunto, con el conjunto vizcaino quedándose en la orilla tras remar contra la corriente durante tres cuartos.

noticias de deia