Eatherton, el MVP del vivero alemán

El pívot estadounidense confirma las expectativas en Manresa tras cuatro años brillantes en la Bundesliga

02.04.2021 | 00:58
Scott Eatherton acaba en mate una jugada.

EL Baxi Manresa tendió sus redes este verano en el mercado alemán y, de allí, se trajo a Seth Hinrichs, Makai Mason y, sobre todo, Scott Eatherton, un pívot de 29 años y 2,06 metros que la pasada temporada fue MVP, máximo anotador y máximo reboteador de la Bundesliga en las filas del Löwen Braunschweig. Los tres han encajado perfectamente en los roles que les adjudicó Pedro Martínez y de ello se ha aprovechado el equipo manresano para seguir luchando por entrar en el play-off. Por el contrario, el Bilbao Basket también se trajo de Alemania a Aaron Jones, pero el estadounidense no cuajó por distintas razones y el club vizcaino tuvo que buscar un recambio muy pronto.

Son las cosas que tiene el baloncesto, que no es una ciencia exacta, aunque en el caso de Eatherton la apuesta parecía segura ya que fue el primer fichaje de los del Bagès para esta campaña. El jugador de Florida encaja como un guante en el sistema del técnico del Manresa en el que el bloqueo directo central tiene una importancia capital. Por eso, no es casualidad que el ahora lesionado Dani Pérez sea el máximo asistente de la Liga Endesa, como tampoco que Eatherton sea el máximo anotador del equipo con 13,4 puntos y el máximo reboteador con 5,5 capturas en solo 23 minutos de juego.

Aunque el estadounidense ceda muchos centímetros y kilos a la mayoría de sus rivales en el puesto de cinco, lo que se demanda de él es movilidad y ofrecerse continuamente para aprovechar los pases de sus compañeros o para dar continuidad al juego. Su buen toque en las distancias cortas e intermedias le hace firmar casi un 62% de acierto en tiros de dos y salirse del cuerpo a cuerpo en la zona donde tiene las de perder. Su rendimiento le ha llevado hasta el decimotercer puesto en la lista de los jugadores más valorados de la temporada, entre los que reinan jugadores mucho más grandes como Shermadini, Balvin, Tavares, Dubljevic, Tomic y Birutis.

Ocurre que a veces el tamaño no importa y en este baloncesto que añora los espacios tipos listos y ágiles como Scott Eatherton pueden labrarse una carrera interesante y sólida, como es su caso desde los tiempos en la universidad. De hecho, en las últimas ocho temporadas nunca ha bajado de los doce puntos y casi siete rebotes de promedio, lo que le convierte en un valor seguro. El Baxi Manresa le firmó por dos años en busca de una estabilidad siempre necesaria en los clubes que se mueven en márgenes económicos ajustados y Eatherton pone, además, de su parte, según dicen, su buena ética de trabajo, su inteligencia y sus ganas de mejorar.