El baloncesto se detiene

La ACB decide el aplazamiento de las dos próximas jornadas de la Liga Endesa y la federación española adopta la misma medida para esta semana en todas sus competiciones

12.03.2020 | 08:18
Rafa Martínez trata de superar a Pozas en el partido ante el Obradoiro.

bilbao - El sentido común se impuso y los aficionados al baloncesto tendrán que buscarse otro entretenimiento durante las dos próximas semanas. Atendiendo a las recomendaciones sanitarias para frenar la expansión del coronavirus, la ACB decidió ayer aplazar las dos próximas jornadas de la Liga Endesa y la Federación Española tomó la misma medida para esta semana, aunque seguramente su Comisión Delegada adoptará la misma postura para la siguiente en la LEB Oro, la LEB Plata, la Liga EBA, la Liga Femenina y la Liga Femenina-2. También la Federación Vasca decidió suspender todas las competiciones que están bajo su competencia desde esta jornada y hasta nuevo aviso.

Por su parte, las competiciones europeas, tanto aquellas bajo el control de la Euroliga como las que dependen de la FIBA, se están viendo afectadas por la imposibilidad de viajar de algunos equipos y por el nivel de amenaza en los distintos países. Por ejemplo, el Baskonia, al final, pudo viajar a Israel, pero hoy jugará su partido ante el Maccabi a puerta cerrada.

La primera decisión de la ACB y de la FEB de celebrar los partidos en esa misma circunstancia había levantado críticas por parte de clubes, jugadores y entrenadores y, por ejemplo, Rafa Martínez, uno de los capitanes del Bilbao Basket, dijo claramente durante en el aislamiento que la plantilla vive estos días en Miribilla que "la puerta cerrada no tiene sentido. Nosotros trabajamos para que el público disfrute y jugar sin espectadores me parece un error". Eso al margen del perjuicio económico y deportivo que podía producir jugar encuentros sin público en un momento clave de la temporada.

El problema viene ahora ya que dentro del apretadísimo calendario del baloncesto hay que encontrar fechas para esos partidos aplazados, contando con que las medidas decretadas para el control del coronavirus no se extiendan más allá de estas dos semanas. Así, la ACB ya comunicó que la 24ª jornada, que correspondía a esta fin de semana con el Andorra-Bilbao Basket, se disputará del 7 al 10 de abril y la 25ª, en la que los hombres de negro tenían que jugar en Miribilla ante el UCAM Murcia, queda fijada para el 21 al 23 de abril. Esto significa que entre el 4 y el 23 de abril el Bilbao Basket va a disputar seis partidos, cuatro de ellos como local.

Otro inconveniente es que esa segunda nueva fecha coincide con el play-off de la Euroliga y la final de la Eurocup, por los partidos que tengan involucrados a equipos presentes en esas competiciones se jugarán el 14 o 15 de abril. Además, para completar este galimatías, la Liga Endesa también debe encontrar un hueco para tres partidos que estaba previsto celebrar en estas dos semanas: los aplazados Fuenlabrada-Gran Canaria y Murcia-Tenerife y el adelantado Estudiantes-Betis.

sin derbi en maloste Por su parte, de momento, el Lointek Gernika no jugará el derbi del sábado en Maloste ante el Araski y el Zornotza no tendrá que viajar a Lleida, donde hoy mismo tenía que enfrentarse al Pardinyesen la fase de permanencia de la LEB Plata. Tampoco se desplazarán el Ausarta Barakaldo para jugar en León ni el Ibaizabal para enfrentarse al Estudiantes. A falta de lo que decida hoy la FEB, habrá que reubicar también esta jornada en las escasas fechas que hay libres, sobre todo en la Liga Femenina, a la que solo le quedan cuatro partidos para concluir la temporada regular antes de arrancar el play-off por el título.

también el bsr El BSR Bilbao Bidaideak también está sumido en una cierta intranquilidad deportiva, según reconocen sus responsables, tras conocer la decisión de la Federación Internacional de Baloncesto en Silla de Ruedas de suspender la celebración de los partidos correspondientes a los cuartos de final de la Champions League. El conjunto bilbaino, cuya plantilla ha sido confeccionada para tratar de aspirar a lo máximo en la citada competición, iba a disputar esta fase desde mañana en la localidad alemana de Wetzlar junto al equipo local, el Thuringia Bulls, el Amiab de Albacete y el Galatasaray, para conseguir una de las dos plazas que le habilitarían para poder disputar la Final Four de esta competición que estaba prevista que se celebrara en el puente del 1 de mayo.