Robert Moreno, un técnico perseguido por la polémica

Robert Moreno, acusado de desleal por Luis Enrique en 2019, no podrá dirigir al Granada en San Mamés

25.11.2021 | 00:29
Ancelotti frena a Moreno durante el Granada-Real Madrid, en el que fue expulsado el técnico nazarí.

SI la pasada semana era Javier Pereira el entrenador que asomaba en horas bajas al frente de un Levante que rescató un punto ante el Athletic, mañana viernes será Robert Moreno (Hospitalet de Llobregat, 19-IX-1977) el técnico que visite San Mamés a partir de las 21.00 horas con su futuro en juego. Su lugar en el campo, para más inri, no estará en el banquillo visitante, sino en la grada debido a la cartulina roja que vio en Los Cármenes contra un Real Madrid que aprovechó su superioridad numérica en la segunda mitad para golear 1-4 al Granada. Fue precisamente la expulsión de Monchu Rodríguez por una dura entrada sobre Vinicius Junior lo que sacó de sus casillas al controvertido preparador catalán, que deberá cumplir dos partidos de sanción y que, por tanto, no podrá dirigir a los nazaríes en un encuentro en el que su puesto podría correr peligro en caso de derrota.

Las críticas, no en vano, se multiplican desde la llegada de Moreno el pasado junio, cuando cogió las riendas de un equipo comandado con sumo éxito por Diego Martínez desde 2018. El gallego, además de liderar el ascenso del Granada a Primera División en el curso 2018-19, logró una histórica clasificación para la Europa League en la campaña siguiente y alcanzó la pasada temporada los cuartos de final en el panorama continental y en la Copa. A tan exitoso y cercano pasado, así las cosas, ha hecho frente desde su aterrizaje en Los Cármenes un enérgico y desafiante Moreno que ha defendido con vehemencia su proyecto recordando que "Diego ya no está y no puedo controlar a la gente, pero me gustaría que se animase a los jugadores".

Tan tajantes declaraciones tuvieron lugar tras la derrota en casa ante la Real Sociedad el 23 de septiembre en la sexta jornada de liga. Cuatro derrotas sumaban para entonces los andaluces, lo que provocó los primeros gritos de los aficionados pidiendo la dimisión del catalán, que respondió con contundencia después de naufragar la pasada campaña a los mandos del Mónaco en su primera experiencia profesional como primer entrenador en un club. Solo trece partidos duró la aventura en la Ligue 1 de un hombre que estudió Derecho y se licenció en Comercio Internacional tras dejar el fútbol con 25 años. De centrocampista pasó a entrenador y en 2011 hizo valer su condición de destacado analista para cautivar a Luis Enrique e incorporarse a su cuerpo técnico en calidad de técnico ayudante.

Ambos compartieron banquillo en la Roma (2011-12), Celta (2013-2014) y Barcelona (2014-2017), donde cosecharon una Champions League, dos Ligas, tres Copas, una Supercopa de España y un Mundial de Clubes. En el ejercicio 2017-18, con Luis Enrique fuera de circulación, Moreno fue segundo de Juan Carlos Unzué en el Celta, estación previa al reencuentro entre el asturiano y el catalán en 2018 en la selección estatal absoluta, donde la relación entre ambos saltó por los aires. Los problemas personales de Luis Enrique provocaron que Moreno, que ejercía como segundo, sustituyera al gijonés entre marzo y noviembre de 2019. Los resultados no pudieron ser mejores para el de Hospitalet, pues sumó siete victorias y dos empates en los nueve partidos que dirigió al combinado español, al que clasificó para la Eurocopa de 2020.

dura acusación


Después de 237 días en el cargo, sin embargo, Moreno fue informado del regreso de Luis Enrique, lo cual provocó que el catalán suspendiera la rueda de prensa posterior a su último encuentro al frente de la selección española. A su vuelta, el asturiano anunció la fulminante ruptura con su ayudante acusándole de "desleal", dado que "quería hacer la Eurocopa y ponerse después otra vez a mi disposición como segundo. Tiene una ambición desmedida y no quiero gente así en mi staff".

Así finalizó la relación entre Luis Enrique y Moreno, un técnico perseguido por la polémica que se jugará desde la grada de San Mamés su puesto en el Granada, que presenta los mismos puntos que un Elche en descenso y con nuevo técnico a la vista. "Hay que tener en cuenta los pequeños detalles para tener mejores resultados, pero confío al cien por cien en la capacidad del equipo", destacó ayer en rueda de prensa el delantero Jorge Molina, quien podría irrumpir como titular ante el Athletic.

Robert Moreno, reconocido analista, dejó el fútbol a los 25 años para ser entrenador y cautivó a Luis Enrique en 2011

"Es desleal y no quiero gente así en mi staff", manifestó el actual seleccionador estatal tras romper con el catalán


noticias de deia