Entrenador del Bilbao Athletic

Joseba Etxeberria: "Queremos redondear la temporada"

No pudo ser la pasada temporada, pero Joseba Etxeberria confía en que a la segunda sea la vencida

15.05.2021 | 08:58
Joseba Etxeberria confía en que a la segunda sea la vencida.

No pudo ser la pasada temporada, en la que el Badajoz se erigió en verdugo del Bilbao Athletic en los cuartos de final del play-off de ascenso a la categoría de plata al imponerse en la tanda de penaltis, pero Joseba Etxeberria (Elgoibar, 5-IX-1977) confía en que a la segunda sea la vencida. "Estamos con muchas ganas", advierte el entrenador de los cachorros, que se medirán mañana, a partir de las 20.15 horas en una eliminatoria a partido único, a un Celta B "muy fuerte" en el estadio Municipal Villanovense con una ilusionante camada de futbolistas a la que pasa revista el de Elgoibar, quien resta importancia a la edad y pide no mirar el DNI, sino "el rendimiento y los merecimientos deportivos de cada uno".

Encaran la segunda fase de ascenso consecutiva a la categoría de plata. ¿Cómo la afrontan esta vez?

-Con muchas ganas. El año pasado nos quedamos fuera en cuartos de final por los penaltis y este año, con la mitad de la plantilla nueva, estamos otra vez ahí. En estas semifinales sabemos que vamos a tener enfrente un rival muy duro, porque hemos analizado bien al Celta B y es un equipo muy fuerte, pero estamos con ilusión y vamos a recuperar a varios jugadores después de haber tenido bastantes bajas en las últimas semanas.

¿Sirvió de aprendizaje la dolorosa eliminación del pasado curso?

-Sí, porque fue una experiencia en una temporada en la que al principio nos costó un poco, pero el equipo consiguió jugar aquel play-off contra un muy buen rival como el Badajoz y durante el partido merecimos más, pero los penaltis nos dejaron fuera. Esta temporada repetimos presencia en una fase de ascenso y ojalá tengamos más suerte.

Será otro 'play-off' de gran exigencia, con dos eliminatorias a partido único a superar para poder alcanzar la Segunda División.

-Así es, porque de los 102 equipos que empezamos la temporada estamos los dieciséis mejores. El nivel va subiendo y analizando al Celta B vemos que es un filial de mucho nivel. Tienen siete jugadores que han jugado en Primera División y sabemos que va a ser un partido exigente, pero creo que llegamos bien y estamos preparados.

Se medirán a un filial atípico. Siete jugadores mayores de 23 años y seis extranjeros en las filas del Celta B.

-Es un filial diferente a lo que estamos acostumbrados, pero un rival duro en dificultad, al fin y al cabo. En nuestro equipo solo vamos a contar con Nico Williams en cuanto a futbolistas que han jugado en Primera, mientras que ellos tienen siete como comentaba antes y uno de ellos, Lucas, tiene incluso experiencia en competición europea con el Sporting de Braga, su anterior equipo. Siendo conscientes del potencial que tienen, vamos a intentar dar nuestra mejor versión sabiendo que si estamos bien, podemos ganar a cualquier equipo.

¿Colocaría el cartel de favorito a alguno de los dos equipos?

-No, creo que va a ser un partido muy disputado y que está muy igualado. Ellos pueden tener algo más de experiencia, pero nosotros estamos en una buena dinámica, hemos hecho una temporada muy buena con buen juego, muchos goles y el equipo va a estar muy bien. Estar en este play-off es muy merecido, pero no nos vamos a conformar con esto, porque queremos redondear la temporada.

¿Su valoración del curso dependerá de lo que suceda en el 'play-off'?

-No, porque tanto la temporada pasada como esta me planteé dos objetivos muy claros. El principal, formar jugadores para que suban al primer equipo. Este año se ha visto que varios han tirado para arriba como son los casos de Ezkieta, Vencedor, Zarraga, Morcillo y Sancet y, además, tanto el año pasado como este hemos podido llegar al play-off de ascenso, que puede ser ese segundo objetivo paralelo más a nivel de equipo y de clasificación. Es algo que también está muy bien para que los chicos se sientan exigidos. Lo principal, aun así, es que los futbolistas vayan tirando y seguramente habrá varios jugadores haciendo, por lo menos, la próxima pretemporada con el primer equipo.

En la mente de muchos aficionados del Athletic está el nombre de Nico Williams. ¿Cómo le ve desde dentro?

-Le conocíamos de las categorías inferiores, también del año pasado en el Juvenil y veíamos que tenía un potencial que ha demostrado desde el principio con nosotros. Tanto para él como para Nico Serrano ha sido la primera experiencia jugando contra hombres, porque hasta este año lo hacían contra chavales de su edad o, como mucho, dos años mayores, y hemos visto que ambos se han adaptado muy bien a la categoría. Están demostrando su nivel y Nico Williams, al ser un año mayor que Serrano y estar más desarrollado, ha hecho también muchos goles además de demostrar el desborde que tiene, lo cual le exigimos al verle capacidad para hacer goles. Por eso le dimos la responsabilidad de tirar los penaltis desde el principio, para que pensara como goleador y así lo está haciendo, por lo que estamos muy contentos con su progresión y vemos que es un jugador llamado a marcar diferencias, sin duda.

Menciona también a Serrano. ¿Ve a ambos preparados para dar el salto al primer equipo la próxima temporada o solo a Williams?

-Quizás más a Williams al estar más desarrollado físicamente por su edad como comentaba antes, pero Serrano tiene un talento y un juego que está fuera de toda duda. Cada uno tiene que seguir su camino, tiene su tiempo de cocción, pero estamos hablando de dos futbolistas de mucho nivel y es una suerte tenerlos.

Quienes van camino de asentarse en el primer equipo son Vencedor, Sancet y Morcillo, a quienes tuvo a sus órdenes el año pasado. ¿Cómo les ha visto esta temporada en Primera?

-En Primera División lo más difícil es asentarse y conseguir una regularidad, pero ahora que están jugando más minutos están demostrando que tienen nivel y creo que los tres van a ir a más, porque cada vez son mejores jugadores y se atreven a hacer más cosas. Esperemos también que Zarraga se recupere de su lesión, porque es otro jugador que tiene mucho nivel y unas condiciones técnicas y físicas para adaptarse bien a la Primera División.

¿Qué importancia le da a la opción de que el Bilbao Athletic vuelva a competir en Segunda División seis años después?

-Para un club de cantera y con nuestra filosofía creo que sería muy importante que el primer equipo esté en Primera División, el primer filial en Segunda y el segundo filial en Segunda B. Sería el escenario ideal. No es imprescindible para que la formación de los jugadores siga como hasta ahora, pero evidentemente vamos a hacer todo lo posible por ascender y que nadie dude de que lo vamos a intentar hasta el final.

"No por el hecho de ser joven hay que regalarles la opción de jugar, aunque en el Athletic esa filosofía es la que persiste", comentó días atrás Marcelino. ¿Comparte su reflexión?

-Creo que le damos más importancia a la edad de la que le dan los propios chavales. Al final, cada uno se tiene que hacer un hueco y no estamos hablando de regalar o no regalar. Podríamos hablar de invertir, porque nosotros tenemos la filosofía que tenemos y no hay que regalar nada, pero creo que para que un chaval vaya madurando hay que tener paciencia, la cual es necesaria desde dentro del club, desde los medios de comunicación, por parte del aficionado y del entorno. Hay que tener un equilibrio en las valoraciones y no mirar el DNI, sino el rendimiento y los merecimientos deportivos de cada uno, tanto de los jóvenes como de los veteranos, porque con 34 años o 17 están todos en el mismo saco.

¿Cómo es su relación y la comunicación en el día a día con Marcelino?

-Cuando vino nos presentaron y estuvimos hablando con la dirección deportiva para ir todos de la mano, lo que pasa es que, en la situación actual con el covid, el filial y el primer equipo estamos totalmente aislados, no hay sitios comunes y en ese sentido no hay mucha relación. El primer equipo, aun así, sabe que no hay ningún problema para cualquier cosa que necesite de nosotros, como así está siendo, y en ese aspecto, normalidad.

En lo que a usted respecta, va a cerrar su segundo curso al frente del Bilbao Athletic. ¿Con qué intenciones encara el futuro tras este 'play-off' de ascenso?

-Bueno, ahora mismo estoy centrado en este play-off tan apasionante y al final de la temporada hablaremos con el club para ver qué intenciones tienen ellos más allá de los contratos de cada uno, porque creo que lo ideal es que cada uno dé su punto de vista, valorar qué cosas se han hecho bien y cuáles se pueden mejorar. Veremos qué creemos las dos partes que es lo mejor para el Bilbao Athletic y qué creo yo que puede ser lo mejor para mí. Ya veremos qué pasa, pero no me desgasto mucho en eso, porque hay que vivir el día a día y hablaremos, porque hay mucha comunicación y coordinación entre todas las áreas del club y no descarto nada.

Su sueño sigue siendo sentarse en el banquillo local de San Mamés. Eso no ha cambiado.

-Está claro que en un futuro me gustaría. Soy entrenador, del Athletic y eso reuniría las dos cosas, pero si algo he aprendido desde que soy entrenador es que no valen las vistas lejanas, ni los planes a futuro. Hay que intentar ser cada vez mejor, aprender y hacer las cosas bien, porque si lo vas haciendo bien seguramente los retos que tengas sean cada vez mejores. En eso estoy centrado.

noticias de deia