Unai López: "He hecho dos partidos buenos, pero eso no significa nada"

El centrocampista de Errenteria resta importancia a sus dos últimas actuaciones, porque de lo que se trata es de "hacerlo bien muchos partidos"

17.02.2021 | 18:43
Unai López es felicitado por sus compañeros tras anotar un gol de falta directa contra el Cádiz
Aunque le reste importancia, Unai López atraviesa un buen momento en el Athletic. La llegada de un nuevo entrenador siempre abre un marco de posibilidades para todos los jugadores de la plantilla. Si bien, en el caso del centrocampista de Errenteria, de inicio no le favoreció la llegada de Marcelino García Toral, quien decidió apostar por Dani García y Unai Vencedor para el eje del centro del campo.

Si bien, Unai López se ha reivindicado en los dos últimos partidos. "Estoy contento en lo personal; venía de estar lesionado, de ir entrando poco a poco en el equipo. Este momento sirve sobre todo en lo motivacional. Cuando entras en el equipo y el míster cuenta contigo es satisfactorio, pero nada más que eso. Me toca trabajar. He hecho dos partidos buenos, pero no significa nada. Queda mucho y el objetivo es hacerlo bien muchos partidos para que el míster siga contando conmigo", valoró en rueda de prensa.


 

En el duelo de Copa contra el Levante, la mala imagen del equipo durante la primera mitad motivó a Marcelino a realizar tres cambios en el descanso. Dio entrada a Mikel Vesga, Alex Berenguer y Unai López. La cara del equipo cambió. Bajo la dirección del dorsal 8 los bilbainos protagonizaron sus mejores minutos del partido, llegando a empatar y gozando de ocasiones para remontar el marcador. Esta actuación permitió a Unai ganarse la titularidad para el choque liguero contra el Cádiz. El Athletic se impuso con contundencia de nuevo bajo la batuta del guipuzcoano, que además culminó su actuación con un gol de falta directa. Suyos son los dos últimos tantos del Athletic a balón parado.
 
Unai López asocia el cambio de dinámica a la llegada de Marcelino. " Todos estamos muy convencidos de lo que nos pide el míster, de lo que somos capaces de hacer y de lo que tenemos que hacer. Es verdad que el equipo se siente bastante identificado con el juego que estamos haciendo y es verdad que seguramente se vea reflejado en el campo", analizó el centrocampista, que en cuatro temporadas en el club bilbaino ha disputado 78 partidos –66 de liga y 12 de Copa– y ha anotado 4 goles, todos ellos en el campeonato doméstico.
 
Una de los aspectos que destaca Unai del nuevo técnico es su proximidad con el vestuario, como se vio en el abrazo que se dieron ambos al ser sustituido el futbolista en el duelo contra el Cádiz. " Es una persona muy cercana. Yo personalmente lo agradezco mucho. Se dio ese abrazo de complicidad que hace ver al exterior lo cercano que es de cara a los jugadores", dijo.
 
Sobre la posible influencia de Marcelino en la actuación de Unai en estos dos últimos duelos, el futbolista dijo que "todos hemos visto que son formas de jugar diferentes", refiriéndose al cambio con respecto a la propuesta de Gaizka Garitano. "No sé si me siento más cómodo o más liberado, pero es verdad que vengo de hacer dos partidos en los que he estado bien. Siento confianza en mí mismo", añadió.
 

Las virtudes del equipo


Para el guipuzcoano, las mayores virtudes de este equipo son "que seguimos manteniendo la misma intensidad de años atrás, que eso sabemos y creemos que es algo muy importante para nosotros, y luego que estamos siendo capaces de darle más continuidad al juego, y tener cierta posesión con más criterio que antes y haciendo más daño al rival". De hecho, señaló uno de los dos goles de Berenguer contra el Cádiz como el mejor de la temporada por tratarse de "una gran jugada colectiva". "Tocamos casi todos el balón. Fuimos capaces de, mediante la posesión, hacer daño al rival", dijo, aludiendo al cambio en la propuesta de juego.
 
Unai también hizo referencia al próximo duelo, que será el próximo domingo contra el Villarreal, el que calificó de "muy importante" para certificar las aspiraciones del Athletic. "Tenemos que ser realistas, está claro que es un partido muy importante, contra un rival directo si queremos aspirar a esos puestos de Europa. Es una gran oportunidad para nosotros si conseguimos los tres puntos", declaró, porque aunque advirtió que "toca un rival de más entidad", admitió que "tenemos que salir a ganar". "Jugamos en casa y hay que dejar aquí los tres puntos", subrayó.